Voces por la paz entre los preparativos para la guerra

Miles de manifestantes marcharon cerca de la embajada de Estados Unidos en Seúl, Corea del Sur, portando velas y carteles apoyando la paz.

George W. Bush expresó su voluntad de resolver pacíficamente la crisis norcoreana e iraquí y recordó que, en el caso de Bagdad, una acción militar estadounidense seguía siendo posible si Sadam Husein no eliminaba sus armas de destrucción masiva.

Pese al tono conciliador del gobernante estadounidense, Corea del Norte expulsó la semana pasada a dos inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (AIEA) que vigilaban las instalaciones nucleares desactivadas en 1994.

En la víspera del Año Nuevo, los llamados a la paz en Medio Oriente se multiplicaron. Una delegación dirigida por el Consejo Nacional de Iglesias, una organización religiosa estadounidense, envió a alumnos de una escuela de Bagdad mensajes de paz y dibujos realizados sobre trozos de cartón por niños de Estados Unidos y de otros países.

Otro tanto hicieron miles de niños en Bagdad donde participaron en una manifestación contra una ofensiva militar estadounidense contra su país.

También Irak invitó al jefe de los inspectores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Hans Blix, a discutir en enero sobre la cooperación entre ambas partes, mientras que Estados Unidos intensifica sus preparativos militares y Bagdad se manifiesta dispuesto a resistir.

Ante las numerosas investigaciones de la ONU sobre Irak y Corea del Norte vale la pena preguntarse cuándo empezará el control de las armas de destrucción masiva que se producen en los Estados Unidos?