LA VIOLENCIA EN EL HOGAR ES UN CRIMEN Y VA EN CONTRA DE LA LEY

Por: Loly Serrano

Es contra la ley que una persona golpee o lastime físicamente a otra persona, no importa la relación que exista entre ellas. Es un crimen violar los derechos humanos de una mujer, de vivir con respeto, seguridad, dignidad, libre de miedo y de no ser sometida a ningún tipo de trato inhumano. Toda mujer tiene el derecho de ser protegida por la ley en contra de esta clase de violaciones. Existen varias acciones legales que puedes tomar para protegerte contra el abuso, tales como: llevar al abusador ante la justicia, terminar tu relación con él, conseguir la constodia de tus hijos, etc. El abusador puede ser arrestado, citado a la corte y forzado a recibir consejería o incluso ir a la cárcel. La esposa puede separarse o divorciarse; es más, él podría perder la custodia y derechos de visitación de sus niños sí su comportamiento violento constituye una amenaza para ellos. Desafortunadamente el sistema legal no es perfecto, ya que muchos abusadores no son castigados por sus acciones y algunos de ellos reciben la custodia permanente de sus hijos. Las preguntas más comunes que muchos policías, jueces y abogados todavía hacen son ¿Por qué no lo dejó? ¿Por qué no buscó ayuda? A pesar de todo esto, el sistema legal es una buena opción para resolver tus problemas de violencia en el hogar.

Tu nececesitas saber esto:

Las leyes son diferentes en cada Estado.

Algunos policías han sido entrenados en el área de violencia doméstica, pero otros no.

La policía puede hacer un arresto únicamente si la mujer se encuentra en peligro y si ve evidencias físicas de violencia como un ojo morado, sangre en la naríz, huesos quebrados, o cualquier otro golpe que necesite atención médica. Si tu lastimas a tu agresor al defenderte puedes ser arrestada; asegúrate de que la policía lo indique en su informe, a esto se le llama fuerza razonable.

Toma el nombre del policía y el número de su placa, ya que lo puedes necesitar posteriormente como testigo.

Si fuiste hospitalizada a causa de los golpes guarda todos los recibos y otros documentos como evidencias. Es importante que también tomes fotos de tus golpes inmediatamente después del ataque.

También debes decidir si deseas acudir a la estación de policía de tu condado para presentar cargos. En Casi todas las oficinas de policía tienen disponible asistencia en español. Asegúrate de preguntar si los cargos que presentes pueden ser retirados posteriormente o no.

Aunque tengas poco o nada de dinero siempre puedes encontrar un abogado que te ayude en tu caso. También puedes solicitar ayuda legal gratis.

Puedes obtener una orden de protección temporal de la corte, la cual es un documento legal que impedirá que tu agresor se acerque a ti. Recuerda que tampoco debes contactarlo o perderás tu derechos de protección. Si él no respeta la orden de protección, debes informarlo inmediatamente a la policía, a tu abogado o a la corte. Si tu decides volver con él, debes ir ante el juez para anular la orden. Recuerda que el divorcio es el anulamiento del matrimonio y también incluye la repartición de posesiones y propiedades, así como deudas, custodia, visitación y ayuda económica para los niños.

¡TU NO ESTAS SOLA!

Tú estás protegida por la ley y es importante que conozcas tus derechos y los pongas en práctica. Para mayor información puedes llamar a LaCasa de Goshen, 533-4450.