Mano de obra mexicana: indispensable en el campo de EU

Por Raúl Rodríguez Santoyo*

Desde fines del pasado noviembre un grupo de legisladores norteamericanos, tanto Demócratas como Republicanos, estudian una iniciativa de ley para el otorgamiento de visas para empleos temporales a indocumentados mexicanos que reúnan ciertos requisitos, porque se han dado cuenta de que sólo así será posible evitar una crisis en el sector agrícola de tal País.

Los legisladores norteame-ricanos están patrocinando el proyecto de ley que han denominado H:R: 3142 que contiene Acta de oportunidades de empleo, beneficios y seguridad. Se pretende otorgar a los trabajadores permisos temporales de trabajo si acreditan los indocumentados que han trabajado por lo menos 570 horas o cien días en los campos agrícolas norte-americanos durante 12 meses consecutivos, entre el período de febrero del 2002 y agosto del 2003.

Los legisladores argumentan que es más conveniente la creación de programas de empleo temporal que continuar negando una realidad existente y que es el reconocimiento a la necesidad de mano de obra de los indocumentados, la cual es experimentada y sobre todo barata.

Los legisladores argumentan que así se puede reducir el flujo de inmigración indocumentada.

No es la única iniciativa de ley que se ha mencionado la que circula en el Capitolio Norteamericano, hay varias en el mismo sentido y la líder de la minoría Demócrata en la Cámara de Representantes consideró que antes de que termine este año se podrá aprobar una ley que cuente con la anuencia del Presidente Bush y de los Republicanos en el Congreso Federal.

Cuando se apruebe alguna de las leyes que se estudian, los beneficiados con las visas temporales podrán tener un status migratorio que les permita entrar y salir del territorio norteamericano durante la vigencia de la visa y eventualmente obtener su residencia permanente en los EUA. Una vez que cubran otros requerimientos.

Naturalmente que el tema no se ha agotado ni se agotará en corto plazo; por lo menos hasta las elecciones de Noviembre del 2004 en los EUA, no se avanzará gran cosa en la cuestión migratoria que presiona México.

Conformémonos con que siga el tema migratorio en la mente de los legisladores norteamericanos y mexicanos, con que no se quite de la agenda tal asunto y poco a poco avanzar en la solución del mismo, pues reconocemos no es fácil ni para uno ni para otro de los Países el llegar a un acuerdo satisfactorio.