LOS MEXICANOS EN EUA:LA PRIMERA MINORIA

Por Raúl Rodríguez Santoyo • Diputado Estatal del PRI en México

En la ciudad de Monterrey N.L., se realizó la Cumbre de las Américas, con la presencia de representantes de 34 países del Continente Americano entre los que estuvieron los Presidentes G.W. Bush y Vicente Fox. Antes de asistir a ésta Cumbre, el Presidente Bush anunció el envío de una iniciativa de ley al Congreso de su País, en la que trata sobre un alivio a la cuestión migratoria entre ambos países.

El contenido de la iniciativa es un paliativo a los acuerdos migratorios por los que nuestro país ha estado pugnando.

Ojalá que millones de mexicanos que laboran en EUA puedan regularizar temporalmente su situación, además de tener protección a sus salarios y otras leves prestaciones, así como la posibilidad de llevarse a sus familias. Las remesas de los migrantes seguramente van a disminuir, pero estimamos que es un primer paso, aunque Bush lo aproveche en función electoral.

Bush no las tiene todas consigo para la reelección Presidencial del próximo noviembre y necesita con urgencia el gran voto latino que cada día es más numeroso e influyente. Además, la economía norteamericana requiere que los salarios de los indocumentados se queden en su territorio y se reinvierta; además, que continúen los hispanos haciendo los trabajos duros que los propios norteamericanos no aceptan y así fortalecer su economía.

En un artículo publicado en la Revista "Gente y Negocios" en EUA que transcribe la organización Mexicanos en el Exterior, se dice que: los hispanos y en particular los mexicanos, residentes o indocumentados, que están en EUA contribuyen eficazmente a fortalecer el comercio del vecino país porque tienen una capacidad de compra de 578 mil millones de dólares anualmente y los propios hispanos se han convertido en el mercado de prueba de casi cualquier producto que sale a la venta en EUA.

En éste mercado tan grande los mexicanos son el 70% del total del mercado hispano con 25 millones d residentes legales y 5 millones de indocumentados, con un poder de compra de 378 mil millones de dólares y son considerados la comunidad minoritaria más grande e importante.

Los empresarios hispanos en EUA, entre los que destacan los mexicanos, están creciendo en sus negocios y con ello fortalecen la economía de ese país.

Finalmente, la propuesta electorera de Bush significa llevar a México una propuesta y que no le reclamen el tan llevado y traído acuerdo migratorio; además es una especie de pago por la autorización que ha dado México por las medidas de seguridad que se han implementado en nuestro territorio.

Lo que debemos recordar es esta forma de decirnos que en sus manos está nuestra economía, nuestro comercio, nuestro porvenir, nuestro destino político y económico en una palabra.

Reflexionemos sobre esto y aceptémoslo, pues no queda de otra.