México del Norte

Por Jorge Mújica

Lo más importante...y lo menos

Según la Secretaría de Relaciones Exteriores, entre los acontecimientos más importantes de 2003 está la reunión entre el presidente Vicente Fox y el Primer Ministro chino Wen Jiabao, donde se anunció la formación de la Comisión Binacional para fomentar el diálogo político, económico, cultural, científico-técnico y educativo.

Se destacan también la reunión con Hugo Chávez, la XIII Cumbre Iberoamericana, tres reuniones en La Habana y la Misión Empresarial de los países de Mercosur a México.

No porque ya se supiera, pero de Estados Unidos la SRE no menciona nada. Ni la reunión de Derbez con Colin Powell, ni la de Fox con Bush en Texas, ni la que no se hizo en Nueva York porque no estaba programada pero que se hizo porque "comieron juntos y platicaron". Ni siquiera la cantidad de matrículas consulares que nos vendieron, ni los enroques de cónsules.

Uno llega a la conclusión de que o no invitaron a nadie de la oficina de América del Norte a hacer el reporte, o es que de veras les vale gorro el tema de México del Norte. Es más, la primera reunión general de cónsules con Ernesto Derbez, se centró en las iniciativas que tiene México para reformar la ONU, pese a la importancia (al menos para nosotros), del tema migratorio.

A Bush sí parece importarle el tema, aunque no sea más que para sacar votos.

Al parecer, Bush propone darle chamba de este lado a los jardineros que Fox prometió que enseñaría inglés allá en Guanajuato: un programa de mano de obra barata, sin derechos laborales, con salario mínimo, en parte pagadero hasta que se regresen a México, y sin chance de sindicalizarse de este lado.

Al parecer, y sin tener siquiera una propuesta de ley, Bush dice que quiere gente que venga acá unos meses sin intenciones de quedarse, se regrese a México, venga otra vez el próximo año, no se sindicalice, pague aquí los impuestos por lo que gane y lo que compre, no traiga a la familia y de pasada no se haga ciudadano y vote luego por los demócratas.

Sería el momento propicio para que Vicente Fox respondiera con un planteamiento de un acuerdo bilateral, y no que se quedara a la expectativa, viendo qué dice Bush o, de perdido, que ya mandara al Congreso de México una propuesta sobre nuestro voto desde el exterior, para que nos organicemos y defendamos.

Pero no hay nada. lo importante está en China, en Corea y Rumania. México del Norte todavía no es lo suficientemente importante.