Responzabiliza Kirchner a EU de un modelo económico injusto

Estados Unidos y los organismos multilaterales, como principales impulsores del modelo económico neoliberal, fueron responsabilizados por Néstor Kirchner, presidente de Argentina, de consolidar un modelo de injusticia, de quiebra de las economías y de llevar a extremos la desigual distribución del ingreso, así como de la exclusión y la corrupción que padecen muchos países.

A ese estado de cosas condujeron, dijo, los principios sostenidos a rajatabla en la década de los noventa, como la apertura financiera indiscriminada, la desaparición del Estado, "las privatizaciones a cualquier precio".

Demandó la condonación de deudas contraídas en América Latina por gobiernos dictatoriales y manifestó que mientras su país realiza "esfuerzos al límite" para cumplir con sus acreedores, "sufrimos presiones, incomprensión, indefiniciones y demora" de los organismos internacionales. "Nadie puede cobrar de los muertos", recalcó.

El alegato del mandatario argentino, pronunciado ante el pleno de clausura de la Cumbre Extraordinaria de las Américas, suscitó lo mismo adhesiones inmediatas, como la de su homólogo venezolano, Hugo Chávez, que la absorta atención de Horst Koehler, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y en el extremo, una ostensible mezcla de enfado y desdén del presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Como efecto de esto, puntualizó, muchas naciones en desarrollo comparten un diagnóstico común: debemos mucho y exportamos poco. Nadie puede honrar sus deudas si no puede crecer y vender sus productos, complementó.

Se quejó de las permanentes demandas y exigencias que imponen a Argentina organismos como el Fondo Monetario Internacional, "que parecen no querer ver la situación límite de nuestro país".

Pidió a Estados Unidos proceder con el espíritu que lo animó a ayudar a Europa y llamó a diseñar un "verdadero Plan Marshall" que ayude a todo el continente americano, pues "necesitamos que América mire a América". .