TOME UNA RESOLUCIÓN DE AÑO NUEVO QUE PODRÍA SALVAR SU VIDA

Cada mes de enero, muchos norteamericanos toman la importante decisión de dejar de fumar. Tomar esta decisión es el primer paso para tener una vida libre de tabaco, pero ¿cómo puede hacer la gente para dejar de fumar realmente, teniendo en cuenta que la nicotina es muy adictiva?

“El paso más importante para poder dejar de fumar en forma exitosa es que el fumador tome una decisión personal de dejar de fumar para prevenir los riesgos respecto de su salud en el futuro”, afirma el doctor Frederic Grannis, especialista en cáncer de pulmón del City of Hope Cancer Center en Los Ángeles. “Habiendo dicho esto, debe entenderse que dejar de fumar es algo muy difícil. El fumador es un adicto a la nicotina y tiene unos síntomas de comportamiento complejos y un hábito de fumar. Si bien algunas personas pueden dejar el cigarrillo ‘de golpe’ y sin ayuda, la mayoría de la gente falla al intentarlo por sí misma y necesita ayuda adicional”.

Cuando una persona deja de fumar, el cuerpo reacciona ante la ausencia de nicotina, lo que tiene como resultado el síndrome de abstinencia, cuyos síntomas pueden incluir los siguientes: depresión, sentimientos de frustración o enojo, irritabilidad, dificultad para dormir, inquietud, dolor de cabeza, cansancio y aumento del apetito.

Estudios clínicos prospectivos efectuados al azar han demostrado que los siguientes tres métodos son los más eficaces para dejar de fumar:

Terapia de sustitución de la nicotina - El parche es probablemente el tipo de terapia de sustitución de la nicotina más sencillo, pero algunas personas prefieren los chicles, los inhaladores o las pastillas. No importa qué método de sustitución de la nicotina prefiera, asegúrese de seguir las instrucciones del prospecto al pie de la letra.

Prescripción médica - Se ha demostrado que una droga llamada bupropión (Zyban) es eficaz para incrementar las posibilidades de que los fumadores dejen el cigarrillo en forma exitosa.

Terapia - Ya sea individual o en grupo, la terapia es importante. El doctor Grannis sugiere las sesiones en grupo durante seis semanas que ofrecen la American Lung Association (Sociedad Norteamericana de Pulmón), la American Heart Association (Sociedad Norteamericana de Corazón) o la American Cancer Association (Sociedad Norteamericana del Cáncer) en todos los Estados Unidos. Existe un nuevo e interesante método de terapia a través de la Internet. Todas las personas interesadas en intentar dejar de fumar pueden buscar ayuda en los siguientes sitios web:

www.lungusa.org/ffs

www.cdc.gov/tobacco/how2quit.htm

www.cancer.org

Cuando las personas fallan en su intento de dejar de fumar después de haber probado uno o dos de los métodos mencionados anteriormente, puede ser mejor probar con una combinación de los tres enfoques.

Una vez que los síntomas físicos de dejar de fumar están bajo control, es el momento de centrarse en los desafíos psicológicos. Para muchas personas, el fumar está fuertemente relacionado a sus actividades diarias como levantarse, comer, ver la televisión o beber café. Para controlar esas ansias de fumar en esos momentos, es necesario cambiar su comportamiento. “Por ejemplo, si generalmente fuma un cigarrillo cuando bebe café, intente dar un paseo corto en vez de beber un café en el descanso, o intente beber un vaso de agua o jugo en vez de café”, sugiere el Dr. Grannis.

Dejar de fumar es difícil, pero 46 millones de norteamericanos han logrado dejar el cigarrillo en forma exitosa. Para obtener más información sobre la investigación acerca del cáncer de pulmón y el tratamiento para esta enfermedad, póngase en contacto con el City of Hope Cancer Center llamando al 1-800-256-HOPE, o bien visite www.cityofhope.org <http://www.cityofhope.org/> .