Reflexiones acerca de la minoría más grande en USA

Por Tony Alcázar*

Estuve ausente por un mes dando conferencias en México y Sudamérica. Es grato volver al hogar después de compartir y cambiar ideas en el exterior. Al regreso, en el avión, me puse a reflexionar en nosotros los latinos que vivimos en Estados Unidos y me da tristeza ver que somos un grupo completamente desunido, cada quien tiene intereses propios sin importarles lo que les pasa a los demás.

A nivel individual, muchos que han logrado algo, no quieren que los demás hagan lo mismo y los que no han logrado nada desaniman a los que tienen sueños de prosperidad, no quieren que los demás prosperen, porque eso sacaría a relucir que los pretextos que ellos ponen para no triunfar no existen. No nos ayudamos unos a otros y eso hace que nos estanquemos nosotros mismos, porque para recibir primero hay que dar.

A nivel religioso, La religión nos divide en ves de unirnos, hay demasiadas religiones y todos creen que sus ideas son las correctas.

Mientras tanto los programas de radio y televisión en ingles, se refieren a los latinos como un grupo ignorante que sólo servimos para hacer los trabajos que ellos no quieren hacer y están creando un sentimiento anti-inmigrante descomunal.

A nivel de nuestros lideres, Estamos peor que cualquier grupo étnico. Los afro-americanos por lo menos tienen a Jesse Jackson que pelea por sus derechos y hace que respeten a su gente.

Nosotros no tenemos a nadie que luche por nosotros, un ejemplo es la negación de la licencia de conducir para los indocumentados. La necesidad de locomoción es una necesidad básica sin la cual es casi imposible subsistir en este país.

Acaban de pasar la peor ley anti-inmigrante e inhumana en Arizona. ¿Que opinaron nuestros lideres? “Hubo un silencio ensordecedor de sus partes”

En síntesis, nuestra gente realmente necesita ayuda para salir adelante. Quisiera publicar las cientos de cartas que me llegan vía e-mail o por correo regular, de personas que leyeron mis columnas, me escucharon en una entrevista en la radio o leyeron mi libro. Todos me dicen que encontraron una motivación, que reactivo sus esperanzas y puso fe en la realización de sus sueños. A mucha gente le da coraje no haber podido leer el libro hace 20 años.

La única manera de reactivar la fe en lograr nuestros sueños, es re-ajustando nuestra manera de pensar.

Lo primero para  comenzar a adquirir la fe de que sí podemos lograr nuestros sueños es saber: ¿Cómo queremos vivir?, ¿Hasta dónde queremos llegar? ¿Qué futuro queremos para nuestros hijos? Lo siguiente es trazarnos una meta y preparar un plan para lograr nuestros objetivos.

Lo crucial es trazarse la meta. Todo lo que necesitemos para llegar a nuestra meta, lo conseguiremos en el camino.

Hasta la próxima.

* Autor del libro de Superación Personal: “La Nueva Raza Latina en América” “La Historia de un Ilegal”. Puedes obtener el libro COMPLETAMENTE GRATIS  en formato PDF. Solo manda un correo electrónico a info@lanuevarazalatina.com y te lo haremos llegar a tu computador.