El 27 de septiembre de 1964, en el periódico Primera Plana, aparece por primera vez Mafalda: la genial tira cómica del dibujante y humorista argentino Quino. Mafalda es una pequeña niña con pensamientos de grande que cuestiona e incomoda a sus padres y profesores con preguntas existenciales. Odia la sopa, ama a los Beatles y no deja de preguntarse por el destino de la humanidad.

Mafalda no estaba sola. La acompañaban sus amigos del barrio: Susanita, su mejor amiga con pretensiones de ama de casa; Felipe, su fiel y sensible vecino que odia estudiar; Miguelito, el más inocente de los compañeros de la escuela y Manolito, hijo de inmigrantes españoles que sólo piensa en el dinero y es admirador declarado de Rockefeller. Más adelante de la tira, aparecen: Libertad, una pequeña niña de orientación socialista y el hermano de Mafalda, Guille (tal vez, la única infancia verdadera en la tira).

La producción de esta historieta, es inseparable del contexto político y social que se vivía en esos años: el creciente militarismo, la guerra de Vietnam, las luchas por las libertades individuales, la llegada del hombre a la luna, la ampliación de los derechos de las mujeres, la música de los Beatles, y demás. En un escenario mundial de posguerra, entre totalitarismos y amenazas, Mafalda aparece como vocera de la paz, la democracia y la justicia social.


Joaquín Salvador Lavado, conocido por su seudónimo Quino, es el dibujante y humorista gráfico más conocido e influyente de Argentina. El humor y la crítica social de Joaquín interesaron a publico de todo el mundo. Su obra fue traducida a muchos idiomas, incluso orientales, y comprende innumerables tiras cómicas, además de su narrativa maestra: “Mafalda”, con diez años de continuidad en los periódicos.

A través de los ojos y voz de la pequeña, Quino cuestiona un mundo violento, irracional y marcado por los ritmos beligerantes de las potencias mundiales durante la Guerra Fría. El propio autor admitió que su personaje más famoso se le “fue de las manos”, a tal punto que parece tener una existencia autónoma.

Quino presentó numerosos libros y continúa publicando sus tiras en el diario Clarín, el más vendido de la Argentina. Toda la obra de Quino debe leerse en clave política y es una referencia ineludible para el humor gráfico de habla hispana, en muchos casos la influencia fundamental para caricaturistas que crecieron leyéndolo.