El clima: personaje de fin de año

El primer día oficial de la estación invernal, algunas tormentas azotaron gran parte del norte y medio oeste del país, provocando cortes de electricidad en miles de viviendas y las peores condiciones para los viajeros que se desplazaban para celebrar la Navidad de costa a costa.

Las tormentas de nieve azotaron parte del oeste del país, mientras que la lluvia congelada llenó algunas carreteras de la región centro-norte con una peligrosa cubierta de hielo.

La ola de frío y nieve afecto a gran parte de Estados Unidos y dejo a miles de personas sin electricidad, además de causar retrasos en los vuelos.

Se emitieron advertencias de tormenta invernal para partes de Utah, Arizona, Nuevo México, Colorado, Wyoming, Montana y las Dakotas, y una advertencia de ventisca para las montañas del suroeste de Colorado.

En la región centro-norte del país, la mayoría de las calles y carreteras en la zona de Chicago estaban cubiertas por hielo. La vía rápida Eisenhower -la carretera interestatal 290- fue cerrada durante cierto tiempo debido al hielo.

Toda la carretera de peaje de Indiana, de más de 240 kilómetros (150 millas), fue cerrada unas dos horas el 19 de diciembre por la mañana porque estaba “totalmente cubierta de hielo” y hubo muchos accidentes, dijo el policía estatal William Jones. Más de 70.000 viviendas y usuarios quedaron a obscuras en Indiana después de una tormenta gélida. La fuerza de los vientos, de 50 kilómetros por hora (50 kph), impidió los trabajos de reparación, dijeron las autoridades.

La intensa caída de nieve en la Sierra Nevada impulsó a las autoridades a cerrar en forma intermitente la carretera interestatal 80, el principal vínculo entre el norte de Nevada y el norte de California.

Los estados de Nuevo Hampshire, Massachusetts y Connecticut, aún intentan recuperarse de las intensas nevadas registradas anteriormente.