Curtido de pieles

Los artículos de piel requieren un proceso de preparación para que se pueda confeccionar la prenda, la piel tiene que curtirse y el curtido se hace en diferentes pasos:

Pelado: Lo primero que se tiene que hacer es pelar al animal, es decir quitarle la piel, haciendo un corte con mucho cuidado desde la punta superior del esternón hasta el área del pubis, este corte se extiende a las extremidades y de esta manera la piel no se daña.

Secado: Después de pelar al animal, la piel se pone a secar en un bastidor en la sombra. Si no se tiene a la mano un bastidor se puede atar la piel de las extremidades estirándola lo más posible. Algunas personas le ponen sal para evitar que la piel entre en estado de putrefacción, después de 30 días se continúa el proceso.

Enjuague: Para que la piel este suave y húmeda se remoja en 30 litros de agua con un cuarto de kilo de jabón en polvo, el tiempo máximo de remojo es de 24 horas, si pasa más tiempo, la piel pierde pelo. Cuando se saca del remojo, se lava y exprime.

Descarnado: A la piel se le quitan la carne, el pellejo, la sangre y la grasa que le quedaron pegados, posteriormente se lava con agua y jabón, se enjuaga con agua limpia y se escurre.

Curtido: El último paso es el curtido, la piel se mete al curtiente por 12 horas (una por una). El curtiente se elabora con un kilo de alumbre de roca o polvo de roca, 2 kilos de sal común y 40 litros de agua. En 30 litros de agua fría se disuelve la sal, los otros diez litros se calientan para poder disolver el alumbre, se mezclan estos compuestos y queda listo el curtiente, el cual alcanza aproximadamente para 30 pieles. El curtiente puede colocarse en barriles, y ahí meter las pieles moviéndolas cada 30 minutos para que no se peguen o doblen, después de 12 horas, se sacan y se dejan estiradas 12 horas más.

Al terminar estos pasos se tiene la piel curtida y lista para elaborar una infinidad de artículos.

La Peleteria

Dentro de los tipos de industrias se encuentra la peletería. Ésta es la encargada de la elaboración de artículos de cuero y piel de animales. Entre los productos más comunes se encuentran zapatos, chamarras, bolsos, carteras, sillones, y pantalones.

Los peleteros utilizan técnicas antiguas para procesar las pieles y esta industria se ha visto afectada en la actualidad.

La mayoría de los productos proviene de animales bovinos o porcinos y son artículos básicos en la vestimenta occidental; sin embargo la popularidad de estos productos ha bajado en los últimos años. Debido a los cuidados especiales para elaborarlos y conservarlos se consideraban como artículos de lujo. Prendas elaboradas con pieles de armiño en la actualidad formaban parte de los atuendos reales en algunas culturas.

Grupos ecologistas se oponen a la caza de animales y la obtención de sus pieles, ya que muchos de ellos están en peligro de extinción como algunos tipos de felinos y las focas. Es por esto que muchas pieles han sido sustituidas por imitaciones hechas con fibras sintéticas.