Si está embarazada de gemelos podría tener un parto combinado

Las embarazadas de gemelos no necesariamente tienen que tener cesárea a la hora de dar a luz. Según un estudio reciente, los médicos pueden ayudarlas a tener al primer bebé por la vagina y al segundo por cesárea. Aunque es una técnica poco conocida, el “parto combinado” puede ser seguro, aunque con algunas posibilidades de infección que también son comunes en los partos únicamente por cesárea.

Según un estudio de UT Southwestern Medical Center, el segundo bebé, que nace por cesárea, podría presentar algún riesgo de infección al igual que la madre, pero que sería fácilmente tratable y, de alguna manera, podría reducir otros riesgos y complicaciones de mayor envergadura cuando se trata de parto de gemelos.

“De alguna manera esto mantiene la opción para estas mujeres que quieren y que están motivadas para tener un parto vaginal”, dijo James Alexander, obstetra y ginecólogo de UT Southwestern.

El estudio fue publicado en la revista médica de Obstetricia y Ginecología. Este tipo de método combinado para dar a luz no es tan común, por eso este estudio es significativo para futuros padres y médicos, ya que se trata de una de las primeras investigaciones sobre el tema.

Para el estudio se compararon 1,028 partos en por lo menos 13 diferentes hospitales entre 1999 y el 2000.

De los datos de las mujeres analizadas, 849 tuvieron los gemelos por cesárea, mientras que tan solo 179 fueron partos combinados, es decir, vía vaginal y por cesárea. Por lo general, estos últimos se realizaron por cambios en los latinos del corazón del bebé o por una posición determinada del bebé en el vientre de la madre.

En el estudio se identificó que el 4% de las mujeres que tuvieron el parto combinado presentaron algún tipo de infección en el útero, y también que el 13% desarrolló endometriosis. En contraste, el 6% de las mujeres que tuvieron ambos bebés por cesárea desarrollaron la infección en el útero, y el 9% desarrolló endometriosis.

Alexander aseguró que la diferencia entre las estadísticas de infecciones no es tan significativa. También señaló que el desarrollo de infecciones no tenía que ver con la edad de la mujer, el tiempo del embarazo o las características del parto. En conclusión, se encontraron cifras similares en relación con la herida y otros factores en ambos tipos de parto y, en general, todos los bebés mostraron una buena salud.