Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Enero 7, 2010.

El primer paso a la reforma de salud ya está dado

El histórico “sí” del Senado a la reforma del sistema de salud de Estados Unidos representa el mejor regalo de Navidad que pudo recibir Barack Obama, pero aún quedan muchos obstáculos para que la medida llegue a convertirse en ley.

La aprobación representa todo un hito para la Casa Blanca y Obama, que se había fijado esta reforma como prioridad legislativa y que ha apostado su prestigio político a la aprobación de la medida. Ninguna administración había llegado tan lejos en sus intentos de reformar el sistema sanitario.

Para Obama, el “sí” del Senado representa una reivindicación política, tras meses de descenso de su popularidad en las encuestas precisamente por su gestión en el proceso de reforma. También fue un éxito muy bienvenido tras un diciembre complicado: comenzó con el anuncio de una escalada de la guerra en Afganistán y continuó con un decepcionante acuerdo de mínimos en la cumbre de Copenhague contra el cambio climático.

Pero está claro que lo que se ha ganado hasta el momento ha sido sólo una batalla, no la guerra. Queda por delante la pelea definitiva, el proceso de armonización del proyecto de ley del Senado con el que ya aprobó la Cámara de Representantes en noviembre. Ambas propuestas difieren significativamente en aspectos clave, pero los líderes demócratas de ambas cámaras tienen muy poco margen para la negociación.

En el Senado, los demócratas no pueden permitirse perder ni uno solo de sus votos, los mínimos necesarios para aprobar la legislación. Y algunos senadores han advertido que podrían retirar su apoyo si en el proceso de armonización se modifican ciertas disposiciones. Pero al mismo tiempo, otros legisladores de la Cámara de Representantes, donde la medida se aprobó por un margen de sólo diez escaños, han indicado que no pueden aprobar la iniciativa tal y como la propone el Senado.

La medida busca dar cobertura médica a cerca de treinta millones de estadounidenses que en la actualidad carecen de ella, pero excluye específicamente a los inmigrantes ilegales. Uno de los aspectos que acarreará mayores disputas en la armonización será un seguro sanitario público, conocido como “opción pública”. La versión de la Cámara de Representantes lo contempla, pero el Senado lo descartó, entre las críticas de los sectores progresistas.

Otra área polémica serán las enmiendas, existentes en ambas versiones pero también muy criticadas, que prohíben el uso de fondos federales para la práctica de abortos. Donde sí existe consenso es la prohibición a las aseguradoras de rechazar dar cobertura a quienes padezcan ya enfermedades, una prohibición que tendría efecto inmediato para los niños y se extendería a toda la población para 2014. En ambos proyectos de ley también se imponen más límites a los beneficios de las aseguradoras.

Con un apretado calendario legislativo, en ningún caso cabe esperar una medida consensuada antes de finales de enero. Consciente de ello, Obama planea ya concentrarse a lo largo de enero en asuntos como la creación de empleo, otro de sus grandes caballos de batalla.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces