Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Enero 19, 2010.

Yogur: la prevención del resfriado en una cucharada

yogurtEn la temporada de frío a menudo se ve a los estadounidenses comprando jugo de naranja, suplementos vitamínicos y desinfectantes para manos. Pero aquellos que busquen evitar la gripe deben considerar visitar el pasillo de los productos lácteos.

Un estudio publicado por la revista Pediatrics sugiere que los probióticos, o cepas de bacterias beneficiosas, pueden mejorar al sistema inmunológico. La investigación se realizó sobre 326 niños, que fueron divididos en tres grupos de aproximadamente 100 individuos: niños que bebieron leche con una cepa probiótica, niños que bebieron leche con dos cepas de probióticos y niños que bebieron placebo.

Sesenta y seis niños que tomaron sólo leche tuvieron fiebre, mientras que 31 niños en el grupo de una cepa de probióticos y 18 niños en el de dos cepas de probióticos cayeron enfermos. Otros estudios han demostrado que los probióticos disminuyen la incidencia de resfriados y enfermedades de invierno, y como resultado se pierden menos días de trabajo y de guardería.

Pero no todos los probióticos son diseñados de la misma manera. Las distintas cepas tienen distintos efectos benéficos: una podría resultar eficaz contra la diarrea, mientras que otra funciona mejor contra el malestar estomacal. Para estimular el sistema inmunológico, los estadounidenses deberían ingerir lactobacillus (sobre todo lactobacillus rhamnosus), o bifidobacterias probióticos.

Si bien hay varias maneras de tomar los probióticos, comer yogur es algo fácil, sabroso y eficaz. Los ácidos en el estómago pueden destruir los probióticos antes de que lleguen a los intestinos, desde donde se diseminan por el cuerpo. Los lácteos amortiguadores del ácido del estómago aseguran que más probióticos logren entrar en su sistema. Además, los productos lácteos proporcionan nutrientes importantes, como el calcio y las proteínas.

Busque un yogur que contenga varias cepas de probióticos, como el yogur orgánico Stonyfield. Cada porción contiene seis cepas de probióticos que demuestran el apoyo a los sistemas inmunológicos, promueven la salud intestinal y ayudan al cuerpo a alcanzar el equilibrio. Una taza contiene más de un billón de probióticos, incluyendo aquellas cepas que previenen el resfriado, como el lactobacillus y bifidobacteria.

Usted no puede sufrir una sobredosis de probióticos. Además, son seguros para los bebés. Así que deje de tragar tabletas de vitamina C y beba una taza de yogur al día. ¡Prevenir el resfriado común nunca ha sido más sabroso!

Para obtener más información, visite www.stonyfield.com.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces