Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Enero 19, 2010.

Los mexicanos no quieren vacunarse contra el virus A H1N1

México cuenta en estos momentos con 11.5 millones de vacunas (del total de 30 millones que compró) contra el virus de influenza A H1N1, pero sólo ha vacunado a poco más de 600 mil personas.

El temor de la gente y los rumores surgidos sobre la falta de seguridad de la vacuna han provocado que la población no acuda a los centros de salud a aplicársela, aun cuando está disponible y es gratuita.

Ante el llamado que algunos ginecólogos hicieron a las mujeres embarazadas de no aplicarse la vacuna por los efectos secundarios que pudiera traer, el propio secretario de Salud de México, José Ángel Córdova Villalobos, tuvo que poner el ejemplo y aplicarse el fármaco.

El bajo porcentaje de vacunación registrado entre noviembre y diciembre ocasionó que el secretario de Salud determinara abrir la vacunación a todas las personas con factores de riesgo para los primeros días de enero de 2010, y no a finales del mes, como se había previsto.

Villalobos aseguró que si no hay una respuesta completa por parte de las personas con factores de riesgo se abrirá la vacunación a la población en general.

“Porque esa vacuna no se va a quedar; esa vacuna va a ser utilizada en beneficio de la población que lo desee.”

En entrevista con El Universal, Alejandro Macías, comisionado nacional para la Atención de la Influenza, de la Secretaría de Salud de México, confió en que no sobrarán vacunas, como está ocurriendo en algunos países, y estimó que para abril próximo estarán vacunados 30 millones de mexicanos.

El funcionario informó que los contratos que firmó el gobierno mexicano con los laboratorios Sanofi Aventis y Glaxo Smith Kline no permiten devoluciones de fármacos.

En este sentido, explicó que las cláusulas de los contratos sólo permiten regresar vacunas cuando hay problemas de calidad, de fabricación o que se hayan presentado reacciones adversas con el producto.

Comentó que a diferencia de otros países, México consideró aplicar el nuevo antiviral sólo a una tercera parte de la población. Además, planteó aplicar una sola dosis del fármaco; no dos, como inicialmente se había sugerido.

Sobre el bajo porcentaje de vacunación a nivel nacional, el vocero sobre el tema de la influenza afirmó que en parte se debe a que la inmunización inició con un grupo específico (mujeres embarazadas y personal de salud), debido a que no se contaba con la cantidad suficiente de fármacos.

“Ése ha sido nuestro principal obstáculo, pero ahora que ya contamos con 11.5 millones de dosis iniciará una campaña de difusión dirigida a la población con factores de riesgo (se estima que son entre 15 y 20 millones de personas) para que acudan a vacunarse”, afirmó el funcionario.

Reconoció que si bien hay apatía en la gente por inmunizarse, aunado a las campañas de “desinformación” en Internet sobre el antígeno, confió en que “tomará vuelo esta campaña de vacunación” en los próximos días; a la vez que recordó que el país ha sido pionero en vacunación a nivel mundial.

Durante un recorrido por centros de salud y clínicas del IMSS, se percibió que poca gente enferma de algún padecimiento como diabetes, cáncer o VIH-Sida ha acudido a aplicarse la vacuna contra la influenza A H1N1.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces