yearsininternet publicite
item2
Inicio

elpuenteeditesp

  • Edición impresa de Enero 7, 2011

 

Estamos ahora desempacando un año nuevecito, pero en muchas cosas parece como la misma cosa.

Tanto los individuos como los grupos tienen la oportunidad de escoger, ya sea que acepten lo que les llega, o empiecen a pensar en formas nuevas de romper el ciclo que nos inmoviliza y nos deja como peones de ajedrez en las manos de otros.

Los políticos, banqueros y grupos de interés cuentan con que la gente sea dócil, siga instrucciones y responda a indicaciones que se les ha presentado.

Las preguntas a hacer son ¿quién es la mayoría? y ¿tienen los miembros de esa mayoría alguna relevancia?

Si se miran las cosas desde un ángulo diferente, podemos observar que dependiendo en donde está situado, se ve afectado o no por las decisiones que otros hacen.

Si está empleado, tiene un buen ingreso y su trabajo no está afectado por los cambios sufridos en esta economía, entonces puede leer las noticias y estar en desacuerdo o no con que los impuestos suban, así como los servicios y la educación. Después de todo usted tiene la posibilidad de colocar a sus hijos en una escuela privada, sacar su dinero al exterior y hacer planes de trasladarse a otro lugar.

Si no está empleado, el poco ingreso que tiene no le alcanza para cubrir sus gastos y el sistema escolar ha tenido graves recortes, entonces no hay mucho que pueda hacer al respecto. O, si lo hay?

Veamos. Quien paga los salarios de cada funcionario electo? Son ellos sus empleados? Tienen ellos que escucharle? Tiene acceso a ser escuchado? Son las reuniones programadas de acuerdo al horario de sus necesidades, o solo llenan el propósito de sus intereses?

Me estoy enfocando aquí en algo más que una cuestión política; es un asunto de establecer sus propias prioridades y crear su propia agenda para responder a los asuntos que son más importantes.

Es tiempo de enfocarnos en lo que son nuestras verdaderas necesidades, no en las creadas por otros para empujarnos a ser consumidores individualistas, siempre pensando que nuestra fortuna depende de otros.

Otras cosas que deben revisarse es el lugar y forma como las organizaciones sin fines de lucro operan. La mayoría de las organizaciones sin fines lucrativos han sido creadas para servir a los pobres. ¿Sabe cuánto gana el director y empleados? Si alguna vez ha sido parte de un esfuerzo para levantar fondos, creo que tiene el derecho de saber si la mayoría del dinero fue para pagar un salario alto mientras los voluntarios hacen la mayor parte del trabajo. ¿Estarán los directores y empleados dispuestos a cortar parte de sus ingresos en un 10% a fin de crear trabajos en base a estipendios, que le den oportunidades a varias personas?

Estas son solo algunas de las cosas que debemos comenzar a preguntarnos a nosotros mismos y a otros, a fin de cambiar aquello de “todo como de costumbre” y empezar a asumir la responsabilidad de como deben hacerse las cosas.

Hay esperanza cuando nos dcidimos a hacer cambios en nuestra propia vida. No podemos pedirle a otros que cambien si el cambio no empieza en cada uno al encarar como consumimos, compramos, gastamos y sobre todo, como compartimos.

Que el Nuevo Año sea de vida abundante!

 


 

familiesfirstanimatedgif


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

 

guiacomm

danzapeligrosacol1a

mouse

letrasgraficoboton1

banner5a

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
botoneditesp
ervsweb1
autoliqui
smallseleccionado
smallad2
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces