Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Enero 18, 2011

• México del Norte • Deportados a diario

No es novedad. Cada día, la administración de Barack Obama está deshaciéndose de más de 1,000 inmigrantes indocumentados, ya sea a través de su programa de “Remoción de Extranjeros Peligrosos”, o de la Polimigra, o de las redadas, o como sea.

Y no soy yo el que dice “como sea”, sino la Oficina del Inspector General de Seguridad Nacional. En un reporte sobre la Polimigra, esta oficina insiste en que 28 de las 33 recomendaciones que hizo hace ya un año no se han implementado. Ni la Migra ni las policías locales con acuerdos 287(g) están cumpliendo con los propósitos del susodicho programa y están deportando gente común y silvestre.

Y es que casos como el de Bernardo Pastor los deja en ridículo. A Bernardo, joven indocumentado que llegó aquí desde Guatemala a los tres años, lo comenzaron a procesar después de un choque de menores consecuencias, por falta de licencia y seguro de auto. Uno de los típicos “dreamers”, Bernardo es voluntario en su comunidad, estrella de su equipo de fútbol y rey de las fiestas de su escuela, la Reading High School.

Su detención y deportación causó tal furor, que miles de estudiantes y sus maestros mandaron cartas a los congresistas e hicieron marchas y protestas hasta conseguir que se suspenda su deportación por un año.

Pero a Quelino Jiménez Ojeda no le fue tan bien. Nadie se enteró de su deportación por adelantado. El 21 de diciembre, la Junta Directiva del hospital Advocate Christ Medical Centre en Oaks Lawn, Illinois, decidió deportar por su cuenta al joven de 23 años.

Quelino llevaba cinco meses hospitalizado, en estado cuadripléjico, después de haber sufrido un accidente de trabajo en la compañía de construcción para la que trabajó por años. Pobre como cualquier oaxaqueño trabajador de la construcción, y además indocumentado, ni Quelino ni su familia podían pagar los gastos del tratamiento a su columna vertebral y, para no comprometer sus ganancias y bajo la consideración de que “posiblemente jamás se alivie”, el Advocate Christ contrató una compañía privada y puso a Quelino en un avión particular con destino a México. Ni a la Migra le notificaron.

Advocate Christ dice que su guardián legal autorizó la deportación, pero ella y su abogado lo niegan. Hoy, dicen los activistas que ayudan en el caso, Quelino se encuentra en su natal Oaxaca. Su familia vive a diez horas del hospital más cercano. La Cónsul de Protección de México en Chicago está con él, viendo qué se puede hacer en su caso, porque entre Advocate Christ y la compañía privada que contrataron cometieron, por lo menos, secuestro, violaciones a los derechos civiles de un paciente con discapacidades, transportación forzada de una persona sin su consentimiento a otro país y quién sabe qué otros delitos federales.

Este no es el primer caso de un hospital haciendo deportaciones privadas, y puede que no sea el último si no les ponemos el alto. Que se sepa, el primer caso fue el de Luis Alberto Jiménez, en Florida, también cuadriapléjico a causa de un accidente de auto en el año 2000. Fue deportado a Guatemala en julio de 2003 por el hospital Martin Memorial Medical Center.

Desde 2006, hay reportes de deportaciones desde California hasta Nueva York, por parte de administraciones que no quieren gastar dinero en sus pacientes y punto.

El caso de Quelino debía llamar atención mundial. Con papeles o sin papeles, nadie debe ser tratado así, y todos los activistas de derechos humanos, derechos civiles, derechos de cuidado de la salud, además de inmigración, deben tomar cartas en el asunto.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces