Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Enero 5, 2012

colum010512f3Manejar distraído es una actividad peligrosa y común. Y se está convirtiendo en un problema aún mayor en las carreteras del país debido al aumento de personas que manejan y mandan mensajes de texto.

De acuerdo a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, el porcentaje de conductores que mandan mensajes o que utilizan sus aparatos móviles aumentó significativamente, de 0.6% en 2009 a 0.9% en 2010. Según las cifras más recientes del Gobierno federal, más de 3,000 personas murieron en accidentes de autos en 2010 debido a conductores que estaban revisando sus mensajes de texto, utilizando su teléfono o que se distrajeron por alguna otra cosa.

Aunque una distracción detrás del volante puede variar desde comer y hablar con pasajeros hasta utilizar un sistema de navegación o cambiar una estación de radio, hay una que es especialmente peligrosa: leer o escribir mensajes de texto. Esta actividad aumenta el riesgo de un accidente en un 2,300%.

Los conductores que utilizan aparatos móviles tienen cuatro veces más probabilidades de sufrir un accidente y lesionarse a ellos mismos y a otros. Además, utilizar un teléfono celular y manejar equivale a tener la misma reacción de un conductor legalmente intoxicado, es decir, con una concentración de alcohol en la sangre del .08 por ciento. Utilizar un teléfono celular reduce la actividad del cerebro asociada con manejar en un 37%.

Algunos hábitos como el de manejar y usar el teléfono son difíciles de romper. Pero estos consejos podrían ayudar a cambiarlos:

- Apague el teléfono antes de encender el auto o guárdelo fuera del alcance de las manos;

- Si la llamada o el mensaje es urgente, busque un lugar seguro y estacione el auto antes de utilizar el teléfono:

- Pídale a un pasajero que conteste las llamadas o mensajes, o

- Designe un copiloto para que se encargue de usar los aparatos electrónicos del auto, como el sistema de navegación o la radio.

Los accidentes de autos son la causa principal de muerte de los adolescentes en Estados Unidos. De hecho, el 16% de los jóvenes conductores involucrados en accidentes que resultaron en la muerte de una persona admitieron haber manejado distraídos.

Hay varias cosas que los padres o tutores pueden hacer para reducir este hábito. Lo primero es dar el ejemplo. Pero además se puede hacer lo siguiente:

- Hable con sus hijos sobre los peligros de manejar y usar el celular al mismo tiempo;

- Haga un compromiso familiar para que ningún miembro de la familia utilice aparatos móviles mientras maneja;

- Establezca castigos para los miembros de la familia que no sigan esta regla, y

- Tómese un tiempo para conocer las leyes del uso de teléfonos celulares en el estado donde vive y comparta esta información con sus hijos.

Para aprender más sobre temas relacionados a la seguridad de la familia, visite GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces