Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Enero 5, 2012

México del Norte • La mexicana…

Sucedió hace unos días, en Nuevo México. Una política local le dijo a otra “La Mexicana”, y después dijo que “no tenía intención de insultarla”. Pero a “la mexicana” sí le pareció insulto, y puso el grito en el cielo. Y a otra “mexicana” que estuvo en medio del debate, le pareció igual de insultante que le dijeran que “estaba acarreando agua mexicana para el cuarto piso”.

El caso es curioso a más no poder, porque la que soltó el epíteto de “mexicana” resulta ser la Representante Estatal demócrata Sheryl Williams Stapleton, quien a pesar del tremendamente blanco nombre que porta, se autodescribe como “mitad negra y mitad hispana”.

Las insultadas son la Representante Estatal Nora Espinoza y la primera gobernadora de un estado en Estados Unidos de ascendencia mexicana, la republicana Susana Martínez, cuyos padres son oriundos de México.

Martínez dijo que los comentarios de Williams Stapleton le parecían “tristes y desilusionantes” y ahí paró la cosa. La bronca de fondo, parece ser, es que la “negra-latina” demócrata no aprueba los planes de reforma escolar de “la mexicana”.

...y el mexicano

Todo esto me recordó a un personaje histórico, al menos en Estados Unidos, inmigrante nacido en México pero nunca reconocido por nuestro país ni por nosotros.

Se llamaba George, o Jorge, en caso de que hubiera actas de nacimiento en la Colonia Dublán, Galeana, en Chihuahua en 1907. Vivió poco allá, para el 1912, unos cuates llamados Pascual Orozco y José Inés Salazar le hicieron la vida de cuadritos a los colonos. Su familia se fue para el norte. Ya en gringolandia, en Los Ángeles para ser precisos, al chamaco le apodaban en la escuela “El Mex”.

Creció pobre, porque su padre era buen carpintero de la construcción pero malo para los negocios, y dos veces quebró por completo. Pero era bien listo y se metió en negocios con más suerte que su papá, y luego en política.

Durante la Segunda Guerra Mundial, llegó a ser jefazo del Consejo de la Victoria de Detroit, Michigan, organizaciones creadas para aumentar la producción para satisfacer las necesidades de la guerra, y prácticamente le tocó resolver los levantamientos raciales de 1943 en esa ciudad, debidos a la discriminación contra los obreros negros que reemplazaban a los obreros blancos que andaban de soldados en Europa, consiguiéndoles vivienda subsidiada cerca de la planta de la Ford.

Para el 1950, como miembro del Consejo Ciudadano de Planeación de Vivienda, George criticó la segregación racial y agarró prestigio por su “ardiente personalidad”. Fue asesor de la AMC, American Motors Company, y en 1954, cuando al gerente se enfermó gravemente, lo pusieron en su puesto. Se redujo un 35% de salario, armó excelentes relaciones con el sindicato, armó un reparto de utilidades y apoyó la Ley Estatal de Trabajo.

En 1962 se le ocurrió lanzarse para Presidente de Estados Unidos. Le llamaron “Chihuahua George” y perdió las primarias republicanas contra Richard Nixon.

Se apellidaba Romney, y por ahí en algún momento nació su hijo, Mitt.

Nomás que el hijito, el mexicanito, no se acuerdo de su papá y odia a los mexicanos. Capaz México debía darle un homenaje a “el Mex”, a “Chihuahua George”, algún premio Othli póstumo. Con el ánimo anti-mexicano de los políticos de hoy día, demócratas y republicanos, o Mitt Romney no llega ni a la esquina en estas elecciones, o nos damos el lujo de rebote de tener al primer presidente “México-Americano” de Estados Unidos…

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces