Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Enero 17, 2012

El gobierno mexicano solicitó inmunidad para el ex presidente Zedillo

El gobierno de México solicitó a Estados Unidos inmunidad para el ex presidente Ernesto Zedillo que enfrenta una demanda por la matanza de Acteal, ocurrida en 1997.

La Cancillería mexicana envió una nota diplomática al Departamento de Estado de Estados Unidos para que reconozca la inmunidad del ex mandatario Zedillo ante la demanda de familiares de víctimas, por crímenes de lesa humanidad relacionados con la matanza de 45 campesinos en Acteal, Chiapas.

La petición de la Secretaría de Relaciones  Exteriores se giró el pasado mes de noviembre, poco después de que un grupo de víctimas demandó a Zedillo Ponce de León. El pasado 6 de enero, el ex presidente de México reclamó inmunidad legal a una corte estadounidense, en respuesta a una demanda en la que es acusado de crímenes contra la humanidad por la matanza de Acteal.

La defensa de Zedillo, que fue presidente de México entre 1994 y 2000, considera que las acusaciones de que fuera cómplice de alguna manera del suceso son “infundadas” e “injuriosas” y subraya que el ex mandatario es inmune a cualquier demanda por acciones que sucedieron durante el periodo de su presidencia.

El pasado 19 de septiembre la firma de abogados Rafferty, Kobert, Tenenholtz, Bounds & Hess puso en nombre de un grupo de familiares de las víctimas una demanda en una corte de Connecticut (Estados Unidos), donde Zedillo es ahora profesor en la Universidad de Yale.

El 22 de diciembre de 1997 un grupo de indígenas que oraba en la comunidad de Acteal, en el sureño estado de Chiapas, fue atacado por otro grupo de indígenas vinculado con grupos paramilitares que mataron 45 personas, entre ellas 15 niños. La matanza se produjo en la época de enfrentamiento entre la guerrilla del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Gobierno.

La tragedia forzó la renuncia del entonces secretario de Gobernación (ministro del Interior), Emilio Chuayfett, y del gobernador de Chiapas, Julio César Ruiz Ferro, a quien algunos consideran el inductor de la masacre. Ambos pertenecen al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Para muchas organizaciones no gubernamentales, aquellos hechos constituyeron un “crimen de Estado” del que acusan como responsables últimos a Ruiz Ferro y a Zedillo, el último presidente del PRI, partido que gobernó México de forma ininterrumpida entre 1929 y 2000.

Según la demanda, en los años siguientes a la matanza, Zedillo supuestamente conspiró con el entonces Procurador General (fiscal), Jorge Madrazo Cuéllar, para “encubrir” su presunta responsabilidad. No obstante, la defensa de Zedillo rechaza que la tragedia fuera una conspiración elaborada por el gobierno federal mexicano. Los demandantes reclaman 50 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces