Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Enero 17, 2012

En medio de tensiones, Ahmadinejad cerró su gira por Latinoamérica

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, cerró en Ecuador una gira que lo llevó a Venezuela, Nicaragua y Cuba, en donde obtuvo apoyo para el desarrollo de su programa nuclear en medio de crecientes tensiones con Washington.

Procedente de La Habana, Ahmadinejad llegó a Quito para encontrarse con el mandatario Rafael Correa, a quien ya había visitado con ocasión de su investidura en 2007. Irán y Ecuador son socios en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), y en los días recientes el gobierno de Correa defendió el derecho de Teherán a desarrollar energía nuclear con fines pacíficos.

Al inicio de la gira de Ahmadinejad, la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, pidió a los países latinoamericanos “que hagan todo lo que sea posible para recordarle al régimen iraní que el camino que ha tomado en su diálogo nuclear con la comunidad internacional es erróneo”.

Sin embargo, su llamado no encontró eco en esos gobiernos, y los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Nicaragua, Daniel Ortega, y Cuba, Raúl Castro, defendieron el derecho de Irán a desarrollar la energía nuclear con fines pacíficos.

El mandatario iraní comenzó la gira en Caracas, donde se reunió con Chávez, uno de sus principales aliados en América Latina, quien le brindó su solidaridad.

Luego asistió en Managua a la ceremonia de investidura del segundo mandato consecutivo de Ortega, quien aseveró que “los países tienen derecho a desarrollar la energía atómica”.

En Cuba, donde recibió un doctorado honoris causa y dictó una conferencia en la Universidad de La Habana, Ahmadinejad ratificó con el presidente Raúl Castro “el derecho de todos los Estados al uso pacífico de la energía nuclear”, según un comunicado oficial.

La gira latinoamericana de Ahmadinejad ocurre en medio de crecientes tensiones por el desarrollo de su programa nuclear, que Estados Unidos busca frenar con mayores medidas de presión internacionales por considerar que tiene fines militares.

La Unión Europea estaría de acuerdo en imponer sanciones contra la importación de crudo iraní (unos 450,000 barriles diarios), y sus gobiernos debaten la manera de darle tiempo a los Estados dependientes de ese petróleo -como Grecia, Italia y España- para que busquen alternativas de suministro.

Teherán amenazó recientemente con cerrar el paso en el Estrecho de Ormuz, vital para el tráfico marítimo de petróleo, en caso de un embargo a sus exportaciones, a lo que Washington señaló que respondería con fuerza.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces