Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Enero 3, 2013

La organización de protección animal Humane Society of the United States insta a los dueños de mascotas a tomar precauciones adicionales para garantizar la seguridad de sus mascotas durante el tiempo frío y las tormentas invernales. Aquí, algunos consejos simples:

• No deje a las mascotas afuera cuando la temperatura es baja. Los perros y los gatos estarán más seguros en casa, salvo cuando se los saca para un ejercicio supervisado. Sin importar la temporada, los perros de pelo corto, los muy jóvenes y los de mayor edad nunca deben mantenerse afuera sin supervisión, así como todos los gatos.

• Las mascotas que pasan mucho tiempo afuera necesitan más alimentos en el invierno, porque la necesidad de conservar el calor agota su energía. Revise con frecuencia el plato de comida de su mascota y asegúrese de que el agua esté fresca y no congelada. Use recipientes de plástico, en lugar de metal, para los alimentos y el agua.

• Los motores calientes de los coches estacionados atraen a los gatos y a los animales pequeños, que pueden subirse por debajo de la capilla. Para evitar lesionar a los animales ocultos, dele un golpe al capó de su coche para asustarlos antes de arrancar el motor.

• La sal y otros productos químicos que se utilizan para derretir la nieve y el hielo pueden irritar las almohadillas en las patas de su mascota y pueden ser dañinos si se ingieren. Límpiele los pies con una toalla húmeda antes de que su mascota se lama para quitar la nieve acumulada entre sus patas.

• El anticongelante tradicional es un veneno mortal, pero tiene un sabor dulce que puede atraer a niños y animales. Asegúrese de que cualquier anticongelante que usted compra o hace poner en su coche contiene un agente amargo que hace menos probable su ingestión.

• Indistintamente de la temperatura, la sensación térmica a causa del viento frío puede poner en peligro la vida de una mascota. Si su perro pasa gran tiempo afuera, éste debe estar protegido por una caseta de perro seca y libre de corrientes de aire, y que sea lo suficientemente grande como para permitir al perro sentarse y tumbarse cómodamente, pero lo suficientemente pequeña como para mantener su calor corporal. El suelo debe estar levantado unos centímetros y estar cubierto con virutas de cedro o paja.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces