Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Enero 7, 2014

Super tormenta sobre EEUU

Una súper tormenta azotó impiadosamente el noreste de Estados Unidos y se cobró once vidas, informaron las autoridades de Michigan, Kentucky, Indiana, Illinois, Nueva York y Pennsylvania. Se trata de un primer balance trágico del temporal del pasado 3 de enero que trazaron las autoridades de diversas regiones y condados, quienes temen que lo peor esté por venir, toman recaudos y advierten a la población que se mantenga en sus casas para evitar los accidentes en las calles y autopistas.

Así, para el noreste de Estados Unidos 2014 llegó de forma gélida y con grandes tormentas de viento y nieve que obligaron a la cancelación de unos 5,000 vuelos, al cierre de escuelas y negocios, el decreto del estado de alerta para varios estados y hasta el cierre temporal de la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

Unos 100 millones de ciudadanos resultaron afectados por la tormenta de nieve que golpeó el noreste del país, con temperaturas de 13 grados bajo cero en Nueva York y vientos de hasta 80 kilómetros.

Un alerta de temporal invernal fue lanzado el pasado 3 de enero en los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Pennsylvania y parte de Nueva Inglaterra.    Se temía que, a causa de la acción del viento, las temperaturas cayeran a 23 grados bajo cero por la tarde-noche en Nueva York y también en Boston.   

De hecho, el alcalde de Boston, Thomas Menino, ordenó el cierre de las escuelas públicas y movilizó a la Guardia Nacional. Siguiendo su ejemplo, las clases fueron suspendidas en toda la región, hasta que pase la fase de mal tiempo, incluyendo la alcaldía de Nueva York.

Expertos estimaron que la tormenta dejó unos 18 centímetros de nieve sobre las calles y aceras de Nueva York, Boston, Chicago y Detroit. Incluso Washington DC se vio imprevistamente “cerrada” por la nieve. Allí tampoco funcionaron escuelas, oficinas públicas y aeropuertos. El Palacio de Cristal de Naciones Unidas debió cerrar sus puertas, al igual que muchos negocios y grandes tiendas.

Sin embargo, en Nueva York los servicios públicos siguieron funcionando normalmente y las calles estuvieron transitables.

En Boston, capital de Massachusetts, la nieve superó los 60 centímetros de altura, paralizando la ciudad.

Por su parte, el gobernador Andrew Cuomo declaró el estado de emergencia para Nueva York, e instó a los neoyorquinos que eviten viajar y permanezcan en sus casas hasta que el mal tiempo haya cesado. También el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, declaró el estado de emergencia para el estado.

Mucho más dura fue la situación en los estados más al norte, desde Michigan a Illinois, desde Minnesota a Maine, desde Indiana a Wisconsin, con numerosos cortes de energía para la población y las principales calles y autopistas cerradas para evitar accidentes.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces