Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Enero 17, 2017.

Dan Coats, un ultraconservador de Indiana, estará a cargo de la inteligencia de EE.UU.

El pasado 3 de enero el veterano senador de Indiana, Dan Coats, dejó por segunda vez su escaño en la Cámara alta sin imaginar que el presidente electo, Donald Trump, lo elegiría para dirigir la comunidad de inteligencia durante los próximos 4 años. Es que el empresario neoyorkino lo nombró titular de la Oficina del Director Nacional de Inteligencia (DNI, en inglés), la agencia creada por el entonces presidente, George W. Bush, tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Desde su nuevo cargo, Coats, de 73 años, estará al mando de la llamada comunidad de inteligencia estadounidense, una federación de 16 agencias repletas de espías entre las que se incluyen la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

El ex-senador tendrá el complejo encargo de reconciliar a la comunidad de inteligencia con Trump, y viceversa, tras las numerosas críticas vertidas por el presidente electo contra estas agencias por las conclusiones a las que llegaron sobre los presuntos ataques informáticos de origen ruso durante la campaña electoral.

Coats, de hecho, no parece un admirador de Rusia, ya que como congresista presionó al Gobierno de Barack Obama para que tomara medidas contra ese país por la anexión de la península de Crimea en 2014 y por el apoyo del Kremlin a los rebeldes separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania. La represalia del Kremlin fue prohibirle la entrada a Rusia indefinidamente.

Nacido en Michigan en 1943, Coats sirvió en el Ejército entre 1966 y 1968 antes de estudiar Derecho en Indiana, el estado en el que luego desarrolló su carrera política.

En 1980 ganó por primera vez un escaño que después revalidaría en tres ocasiones en la Cámara de Representantes. En 1989 accedió al Senado luego de que el entonces senador Dan Quayle fuese elegido como vicepresidente de George H. Bush.

En ese cuerpo, en 1993, Coats fue uno de los autores del “Don’t ask, don’t tell” (No preguntes, no cuentes), la política que prohibía a los homosexuales y bisexuales revelar su orientación sexual en las Fuerzas Armadas.

Esa política estuvo vigente hasta 2011, cuando el Congreso la revocó todavía con Coats como uno de sus principales partidarios.

Tras ejercer como embajador en Alemania en 2005 y antes de regresar al Senado en 2011, Coats trabajó como “lobista” para la firma King & Spalding en nombre de compañías farmacéuticas, energéticas y armamentísticas.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces