LA ORGANIZACIÓN FEMENINA DE ANAHUAC

Antiguamente los pueblos del anahuac tenían una organización avanzada cinco siglos más que los pueblos occidentales en torno a la liberación de la mujer; ellas abarcaban las actividades del comercio (pochteca), la educación de jóvenes en el canto y baile (cuicacalli y mixcohuacalli), y el desarrollo interno. Existiendo un gobierno general del estado (tlahto-can), había otro grupo paralelo para gobernar a las mujeres, llamado Cihuatla-htocan. compuesto por catorce mujeres elegidas por el pueblo, entre las doce mujeres llamadas cihua-tlahtoque (mujer gober-nante), dos de ellas eran las jefas, una recibía el nombre cihuatlahtoani (mujer que tiene la palabra) y gran ejecutora de ordenes. La otra se llamaba cihuaco-huatl (mujer serpiente. L a serpiente es el símbolo de la naturaleza de mayor cono-cimiento por que ella se mueve de forma circular como los planetas. Su mandíbula se abre a 90 grados, si lo multiplicamos por 4 son 360 grados que es lo que tarda la tierra en dar una vuelta al sol, un año gregoriano) y gran administradora.

A su vez se formaron unos subgrupos en diferentes ramas, como jueces en el tribunal; porque se encargaban de juzgar a las muje-res de forma independiente a los hombres; las hila-doras y tejedoras, ellas se encarga-ban de operar en el comercio (mercado de tlatelolco); las ticitl o parteras, encargadas de la educación de las jóvenes.

Otro sub-grupo se encarga-ba de guardar el orden en los hogares, la educación de los hijos y su trabajo de hacer la comida; tortillas, tamales, pinole y todo tipo de banquetes para las fiestas publicas del estado. Hacían trajes para los guerreros si iban a la guerra, etc

Por órdenes de Mocteczuma, esta organización de mujeres debía ser respetada y se castigaba severamente a quien cometiera una falta de respeto.