INTERNACIONALES

COLOMBIA • Cinco personas muertas tras explotar bicicleta-bomba

Una nueva forma de violencia está creciendo en la capital del país. Una bicicleta cargada de explosivos, que estalló frente a un restaurante repleto de policías causó la muerte de cuatro de ellos y de una niña de cinco años.

Otras 26 personas resultaron heridas, entre ellas, un niño de 10 años, dijo el alcalde, Antanas Mockus, quien acusó indirectamente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), de ser los autores del atentado. La bomba, de dos kilos, fue instalada a la entrada del humilde establecimiento y estaba escondida en medio de dos cajas con pan. Otra bomba colocada en una carreta de madera camuflada con frutas fue desactivada.

El alcalde hizo un llamado a los bogotanos para que protesten apagando durante tres minutos las luces de sus casas, llamando así a la “libertad y censurando la destrucción”.

Antes del 7 de abril, la guerrilla y el gobierno tendrán que acordar los primeros pactos de cese al fuego. La guerrilla ha realizado una escalada terrorista en los últimos días, principalmente contra la infraestructura eléctrica y energética.

En los últimos días, los guerrilleros atentaron contra la represa que suministra agua a Bogotá, y han volado torres de energía y oleoductos, así como realizado retenes ilegales y secuestros masivos.

Las FARC, con más de 16,500 hombres, es la guerrilla más grande y antigua del país.

 

ARGENTINA • Nuevos pasos hacia la “pesificación”

A pesar de que el país sudamericano continúa sumido en una aguda crisis y sacudido por una ola de protestas contra la clase política, un nuevo reglamento para el Banco Central permitirá la emisión de pesos sin respaldo de dólares. A este proceso se ha dado en llamar la “pesificación” de la economía nacional.

El principal problema del gobierno y de todos los argentinos es el llamado “corralito”, que consiste en un conjunto de restricciones a la libre disposición de los depósitos bancarios.

Las restricciones han generado violentas protestas en todo el país y provocaron una aguda crisis institucional con la sucesión de cinco presidentes en dos semanas, pero el gobierno dice que por ahora es imposible abolir las restricciones.

Entretanto, una manifestación en una ciudad de la provincia de Buenos Aires terminó con el incendio de la casa y de un automóvil de una diputada del gobernante partido peronista.

 

BOLIVIA • Crece tensión entre campesinos y el gobierno

El secuestro, tortura y asesinato de dos militares causó estupor entre los bolivianos e indignación en las autoridades, las cuales suspendieron las negociaciones con la organización campesina y denunciaron la existencia de una “narco-guerrilla” responsable de los crímenes.

La central de trabajadores campesinos anunció la posibilidad de una nueva ola de violencia en el país.

El ex-diputado Evo Morales, expresó que el origen del conflicto es la existencia de un decreto presidencial que penaliza el transporte y la comercialización de coca en estado natural, procedente de la región de Chapare.

Por su parte, los parlamentarios acusaron a Morales de decir “medias verdades y grandes mentiras” y de engañar a los campesinos con poses demagógicas, que han evitado un arreglo definitivo a la situación de pobreza en que viven las 30.000 familias del Chapare.

 

Mejoran las relaciones entre La Habana y Washington

Ante la transferencia de prisioneros a Guantánamo, la avalancha de legisladores y personalidades norteamericanas a la isla y la llegada de barcos con alimentos procedentes de Estados Unidos; las tensiones entre La Habana y Washington han aflojado.

En un comunicado, firmado por Fidel Castro, el gobierno cubano aseguró que no será un obstáculo a la transferencia de prisioneros talibanes a la base estadounidense de Guantánamo en Cuba.

Además, según esa declaración, Cuba ofrece ayuda médica y sanitaria durante el tiempo que permanezcan los prisioneros.

Todos los legisladores norteamericanos destacaron la voluntad de cooperación de Cuba en la lucha contra el terrorismo y el tráfico de drogas, temas que no dejó de abordar el secretario general de Interpol, el estadounidense Ronald Noble, cuando arribó a La Habana el mes pasado para mantener reuniones con funcionarios del gobierno cubano.

Desde principios de año, han llegado varias delegaciones del Congreso norteamericano a La Habana.

 

ARGENTINA • Alarmante incremento en venta de armas

La crisis económica y la violencia que ésta ha generado han producido un gran incremento en la venta de armas. Argentinos de clase media, entre ellos empresarios, están comprando escopetas y armas cortas para defenderse de eventuales ataques contra la propiedad.

Los actos de pillaje han causado una veintena de muertos y precipitaron la caída del gobierno del radical Fernando de la Rúa, el pasado 20 de diciembre.

Varias tiendas de comestibles de inmigrantes chinos y coreanos fueron saqueadas, lo que provocó una intervención de las embajadas para pedir protección para los ciudadanos de sus países.

Las agencias de vigilancia proliferaron en la década pasada y actualmente emplean unas 50,000 personas, casi la misma cifra de efectivos de la Policía federal.

 

AFGANISTÁN • Miles de millones para reconstrucción del país

Representantes de decenas de países prometieron miles de millones de dólares para la reconstrucción de Afganistán, cuyo líder interino, Hamid Karzai, dijo durante una conferencia internacional de donantes que su país “no ha (conocido) más que desastres, guerra, brutalidad y privaciones”.

Estados Unidos, Japón y Europa encabezan la lista de donantes que iniciaron la conferencia de dos días en Tokyo, con promesas de aportar más de 2.600 millones para la reconstrucción durante los próximos tres años.

Los fondos recaudados se utilizarán en proyectos inmediatos para aliviar el caos político y la destrucción causada por las incursiones militares de los Estados Unidos.

 

VENEZUELA • Crítica frontal del presidente Chávez al clero

Hugo Chávez, el primer mandatario de Venezuela, criticó duramente a los dirigentes de la Iglesia Católica de su país, diciendo que son “opositores del gobierno que no andan por el camino de Dios”.

El mandatario venezolano, que se ha enfrentado con la jerarquía católica en el pasado, ha estado defendiendo abier-tamente su autoproclamada “revolución” izquierdista desde que más de 80.000 manifestantes marcharon el miércoles pasado en Caracas para protestar contra su gobierno. Los enemigos de Chávez lo acusan de tratar de imponer una agenda izquierdista y autoritaria en la cuarta nación exportadora de petróleo en el mundo.

En su programa semanal de radio y televisión denominado “Aló, presidente”, el gobernante acusó a Velasco, el arzobispo de Caracas, y a otros obispos, de ser miembros de la creciente oposición política.

El presidente venezolano, quien dice ser católico practicante, manifestó que Velasco y otros obispos de alto rango tenían estrechas relaciones con las élites gobernantes del pasado y que habían descuidado a los pobres de Venezuela.

“Se acostumbraron a vivir en palacios y se olvidaron del pueblo. ¿Quién ha visto a los