La venta de casas rompe todos los récords

Los consumidores del país compraron el año pasado 5.25 millones de viviendas de segunda mano, la cifra más alta de la historia, mostrando que el mercado residencial de bienes raíces continuó su apogeo y se consagró como una de las pocas industrias que no cedió paso a la recesión nacional.

La Asociación Nacional de Corredores de Bienes Raíces informó r que en el 2001 la venta de residencias de previo uso aumentó 2.7 por ciento con respecto al año anterior, y a su vez sobrepasó el número registrado en 1999, cuando la nación vivió una bonanza económica. El precio promedio de las unidades también ascendió de $139,000 en el 2000, a $147,500 en el 2001, una diferencia del 6.1 por ciento.

Las tasas de hipotecas en cuotas a 30 años cerraron el año pasado a un promedio de 6.97 por ciento, la segunda cifra más baja desde que comenzaron a registrarse en 1971, anunció el gremio de corredores. Eso, sumado a una recuperación de la confianza de los consumidores y sentimientos más hogareños que despertaron los ataques terroristas, repuntaron la industria, afirman agentes de bienes raíces y economistas.