Mas de 150 personas se reunieron el pasado 13 de Febrero, a las 4 de la tarde, frente a la corte de Elkhart pidiendo una solución pacífica al conflicto con Irak.

Los manifestantes portaban avisos y cantaron mientras cerca de la mitad se dirigió hacia la planta de agua de Goshen localizada en la calle 5. El propósito de llevar la protesta hasta la planta de agua fue para “ dolerse y protestar por el hecho de que hay millones de hombres, mujeres y niños que tienen el agua que necesitan para vivir mientras que al mismo tiempo en Irak, hay millones de personas, adultos y niños, que no tienen el agua necesaria para vivir. En los últimos años, cientos de miles han muerto de desnutrición y enferme-dades relacionadas con la falta de alimento, agua limpia y por las malas condiciones sanitarias.

Irak no tiene Fuentes domésticas para las plantas de tratamiento de agua ni los químicos esenciales para su purificación. A menos que las Naciones Unidas levanten el embargo sobre Irak para poder obtener las provisiones para el tratamiento del agua, las condiciones del pueblo iraquí seguirán deteriorándose.

Desde 1991, el pentágono recibió un informe al respecto. Sin embargo, repetidamente a los largo de 10 años, Estados Unidos ha bloqueado la importación de provisiones y equipo que cambiaría esta situación. ( Este es un resumen de la declaración leída por Clair Hochstetler).

“Por eso, hoy hemos recogido una colecta de $700 y en un acto de desobediencia civil lo hemos enviado al American Friends Service Committee, para ayudar a los fondos para rehabilitar una planta de tratamiento de agua en Irak”.