Vuelta por los Estados

Por Glenn Holland

Esta semana la vuelta va lenta, pues no hay mucho de qué hablar. Posibles acuerdos migratorios y las fuertes heladas ocupan casi todos los espacios en los noticieros. Pero Tulancingo recibirá una cirugía plástica, los sinaloenses quieren deshacerse de su procurador y Pemex cometió una tontería que le costó 9 millones de pesos en Tamaulipas.

Hidalgo

Para fomentar el turismo y mejorar la calidad de vida de sus habitantes, el centro de Tulancingo empezará a ser renovado este año. El municipio y la Secretaría de Turismo del estado compartirán los gastos del proyecto. Alumnos de arquitectura del Instituto Tecnológico de Monterrey estarán encargados de tomar las primeras medidas para elaborar un plan que cambie la imagen del centro. Aunque el proyecto se finalizará a largo plazo, la primera etapa terminará en mayo.

Sinaloa

Varias personas con vínculos jurídicos están pidiendo que el Procurador de este estado, Oscar Fidel Gonzáles, renuncie a su cargo. En lo que va del año ha habido una ola de asesinatos sin que nadie sea aprehendido. Peor aún, no saben quién podría ser el autor de los crímenes en la mayoría de los casos. Ciertos abogados han comentado que por ver el cargo como un puesto político, las procuradurías no han podido concentrarse en el deber de su trabajo: perseguir a los delincuentes.

Tamaulipas

Pemex empezó a pagar indemnizaciones que suman más de 9 millones de pesos. Resulta que la petrolera mexicana abastecía a unos 3,000 dueños de coches con gasolina de mala calidad la cual provocó daños materiales. Aunque la gasolina está debajo de la calidad para motores de alto rendimiento, se vendía. No es muy común que una entidad pública pague indemnizaciones de tal manera, especialmente Pemex.