La inversión de su Vida será comprar su casa propia.

Por: Sergio Velasco - Prestamista

Como propietario arrendador usted tiene oportunidades para ahorrar impuestos a su disposición. ¿Las está aprovechando?

Lo siguiente es una discusión general de reglamentos de impuestos. Sus imposiciones de impuestos dependen de su caso en particular, por lo tanto usted debe consultar un profesional experimentado en impuestos o publicaciones oficiales de IRS para asegurarse como los reglamentos se aplicarán a su situación.

Nuevamente estamos en época de impuestos. La hora en la cual muchos se apuran para no pasarse de la fecha que impone el Servicio de Rentas Internas (Internal Revenue Service ­ IRS) para presentar la declaración de impuestos y resuelven estar mejor preparados el próximo año. Si usted alquila de forma permanente unidades de su propiedad, tiene derecho a ciertas ventajas tributarias. Puede aprovechar algunas de éstas cada año al presentar su declaración de impuestos sobre ingresos. Es posible que pueda disfrutar de otras ventajas en el momento de vender su casa. Averigüe qué deducciones tributarias puede aprovechar y lo que debe hacer para obtener este trato especial.

Un trato especial.

Al igual que todos los propietarios, al presentar cada año su declaración de impuestos federales, usted podrá deducir de sus ingresos aquella parte de los pagos de su préstamo hipotecario correspondiente a los intereses. Pero como arrendador, también disfruta de otras ventajas tributarias.

Por ejemplo, aunque el ingreso que usted recibe por concepto de alquileres está sujeto al pago de impuestos, puede deducir del mismo muchos de sus costos de mantenimiento; también puede diferir el pago de algunos de los impuestos sobre ingresos por alquileres deduciendo la “depreciación” ­o sea, el costo del desgaste de la parte de la casa que alquila. También puede deducir el valor de las mejoras importantes que le haga a la casa.

Sepa qué deducciones tributarias puede reclamar.

Llegado el período de pagos de impuestos, un profesional experimentado en la preparación de declaraciones de impuestos puede ayudarle a aplicar a su situación personal las deducciones disponibles para arrendadores. Las siguientes son las deducciones usadas con más frecuencia por los propietarios: costos de reparaciones y mantenimiento de rutina.

Si usted hace reparaciones para mantener en buenas condiciones la parte de la propiedad que alquila ­por ejemplo, si arregla las canaletas del tejado, corrige fugas de agua, enyesa el cielo raso o cambia ventanas rotas­ puede deducir el costo de esos trabajos de su ingreso por alquileres. También puede deducir el costo de materiales como pintura, bombillas de luz o herramientas pequeñas de uso doméstico.

Si usted está pensando en comprar o refinanciar su casa, hábleme para darle más información acerca de nuestros planes de compra. Citas al (574) 215-0231.