La comunidad del condado de Elkhart se hace oir

Por: Zulma Prieto

Mas de trescientas personas se hicieron presentes el sábado 4 de febrero a las 8 de la mañana en la corte de Goshen, Indiana, para presentar sus puntos de vista y peticiones ante los legisladores que llevan a cabo cada otro sábado un foro abierto para escuchar a la gente de su distrito.

El recinto solo tiene cabida para unas 120 personas, y se necesitaron sillas adicionales para la cantidad de personas que asistieron. Sin embargo afuera, en el intenso frio, más de 300 personas hablaron, oyeron música, bailaron, oraron, jugaron y fundamentalmente se dieron ánimo unas a otras mientras esperaban el resultado de la sesión. Son todos ellos los principales protagonistas del evento, que con disciplina, extraordinario ánimo y alegria demostraron una vez más que:” Sí se puede!!”, si actuan unidos.

Adentro varios miembros de la comunidad Anglo y Latina, mostrando unidad como una sola comunidad expresaron sus peticiones respecto al derecho de las personas a un documento que les permita conducir legalmente en Indiana.

Queremos además destacar el trabajo y dedicación de personas como Guillermo Cabrera, quien organizó una buena parte de la participación de la gente, llevó los micrófonos de Radio Kañón, que también apoyó en todo momento y animaron en forma solidaria y positiva no solo a los presentes, sino también a quienes les escuchaban por la radio. También queremos destacar la participación de Nora Chávez, líder Latina del área, así como Camelia Corona, de la organización Santa Cruz, conocidos por sus eventos cívicos y culturales, Larry Gausche, director de LaCasa de Goshen, Karen Powell, enfermera de Goshen y no podemos extendernos a más nombres pero éste es un breve muestreo de la representación de la comunidad.

La Cámara de Comercio de Goshen, a través de su director David Dougherty, invitó a la comunidad a esta cita con los legisladores y facilitó un recinto más grande para el evento.

Estaban presentes el Representante Marvin Riegsecker, Senador, John Ulmer y Representante David Walkins, todos ellos del congreso de Indiana y representantes de esta zona.

Se les manifestó la necesidad de la comunidad de que exista una solución a su derecho a conducir en forma legal. Esta es una necesidad para todo miembro de familia que trabaja y vive en un lugar donde el transporte público es prácticamente inexistente.

Las leyes que gobiernan las licencias o certificados para conducir se hacen a nivel estatal. En otros estados tales como Tennesse y Utah se empezaron a conceder certificados de conducción que no tiene categoría de identificación pero si sirven para poder conducir en forma legal, tener acceso a seguro para auto, placas para el mismo y que el título del vehículo esté a nombre del individuo. Otros estados que también están expidiendo Certificados son Maryland, Texas, Nuevo México e Illinois. Por lo tanto podemos exigir que Indiana busque éste mismo tipo de solución para este estado.

El certificado no sería un documento de identificación y se podría lograr con el número de ITIN, que es un número para impuestos, expedido por el gobierno para que los trabajadores sin seguro social reporten y paguen sus impuestos.

Ya que los empleadores saben que necesitan del trabajo de los indocumentados y el gobierno necesita sus impuestos los cuales son retenidos de todas maneras por los empleadores, lo lógico es que también les conceda el derecho a un documento válido para poder conducir.

La comunidad, a tráves de voceros tanto Latinos como Anglos le hizo saber a los legisladores que este es un problema de necesidad y seguridad para toda la comunidad, ya que la expedición de un certificado permite saber que aquellos que están conduciendo conocen las leyes de tránsito del estado, tienen seguro de auto y placas para asumir la respon-sabilidad en caso de cualquier accidente.

El Rep. Riegsecker, se mostró abierto a la creación de un comité que ayude a seguir impulsando esta propuesta.

Los Diálogos Comunitarios han sido un espacio en que la gente de cualquier origen ha podido utilizar para ser oída y a la vez escuchar a otros en un ambiente de respeto y apertura. Estos diálogos se han desarrollado como una respuesta comunitaria a los pro-blemas que nos afectan a todos y tienen ya un año de duración. En la actualidad se realizan en Goshen College que le ha prestado a la comunidad el salón 19 en New-comer Center para estas reuniones. La próxima reunión será el día 13 de febrero a las 7 p.m.

Todos aquellos que estén interesados en seguir trabajando por el derecho a conducir en forma legal, pueden venir a esta reunión. Allí siempre se provee traducción en los dos idiomas para que todos estemos enterados de lo que cada persona aporta al diálogo.

Trabajando unidos;”Sí se puede”.