Seleccione el extinguidor de incendios adecuado para su casa

Por April Stewart-Fryman en Goshen • Agente de State Farm®

Usted debería considerar tener uno o más extinguidores que funcionen, basándose en el tamaño de su casa y en la cantidad de posibles causas de incendio. También debería seleccionar el tipo de extinguidor que mejor se adapta a sus necesidades.

Generalmente, existen cuatro clases comunes de extinguidores de incendio para la casa:

Clase A: Se usan en caso de incendios en madera o papel. Esta clase enfría el material a una temperatura por debajo del punto de combustión y empapa las fibras para que no se vuelvan a encender.

Clase B: Se utilizan para contener los líquidos inflamables e incendios causados por grasa. Funcionan absorbiendo el oxígeno del área rociada y previenen que los vapores lleguen a la fuente de combustión. Las reacciones químicas que absorben el oxígeno sofocan el incendio.

Clase C: Estos modelos se emplean en caso de incendios provocados por electricidad, ya que contienen un agente extinguidor que no tiene la capacidad de conducir electricidad.

Clase múltiple: Estos extinguidores químicos se pueden usar para distintos tipos de incendios y tienen una etiqueta con más de una letra (A-B, B-C o A-B-C). La mayoría de los extinguidores de clase múltiple contienen un agente corrosivo que se debe limpiar inmediatamente después de usarlo para evitar que se dañen las superficies rociadas.

Uso del extinguidor:

Hale el pasador de la parte superior del extinguidor.

Apunte hacia la base del incendio.

Por lo menos de 6 a 8 pies alejado de las llamas, apriete la palanca para descargar.

Dirija el chorro del extinguidor hacia la base o fuente del incendio con un movimiento de vaivén.

Como parte del sistema de defensa contra incendios de su casa, son muy importantes estos extinguidores y los detectores de humo bien mantenidos.