Nueva tarjeta de identidad para ciudadanos norteamericanos

Por la abogada Sonia M. Muñoz

Los norteamericanos tendrán que probar su ciudadanía con sus pasaportes o con un nuevo documento requerido para viajar, llamado “U.S. Passport Card”, que es equivalente a un pasaporte y deberá presentarse ante el Departamento de Estado y el Custom Border Patrol (CBP).

Esta identificación será necesaria para realizar cualquier viaje por mar o para cruzar la frontera con Canadá o México por tierra, y ya puede ser solicitada, aunque recién se empezará a entregar en la primavera. El costo de la credencial es de 45 dólares, pero quienes ya tengan el documento tradicional solo deberán pagar 20 dólares.

La nueva tarjeta no tendrá valor para viajes aéreos internacionales porque las leyes que regulan ese tipo de traslado exigen la presentación exclusiva del pasaporte norteamericano.

Lo más llamativo de esta credencial es que tendrá un microchip que reconocerá la identidad y los datos completos de cada ciudadano. Así, cuando la persona cruce la frontera, el pequeño dispositivo enviará toda la información a una base de datos que será verificada por los inspectores aduaneros.

Según Steve Royster, de la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado, esta medida es parte de los esfuerzos que realiza el Gobierno para implementar las nuevas reglas sobre pasaportes, efectivas desde el 31 de enero, que indican que una simple declaración del ciudadano ya no es suficiente para demostrar su situación legal.

Con el tiempo, se conocerá la eficacia de este nuevo sistema y si, realmente, ayuda a proteger la seguridad de la nación.