Apoyo para la comunidad estudiantil hispana en GHS

Por Zyanya Fuentes

¿Usted, como padre, se ha atrevido a romper las diversas barreras que se ha impuesto desde que llegó a este país? Ahora, ¿en qué situación se encuentra cuando llega el momento en el que es necesario lidiar con las calificaciones y comportamientos de sus hijos dentro de la escuela? Es hora de dejar a un lado las limitaciones que el idioma nos ha impuesto y atrevernos a ser responsables sin más excusas, pues al no involucrarnos se deja a la deriva el futuro de la juventud hispana.

Esto es posible gracias al apoyo de los maestros colaboradores de ENL: Beatriz Calderón, con titulación de ingeniera industrial, y Saúl Rodríguez, licenciado en Psicología, ambos originarios de México; Heli Chambi, licenciado en Biología Molecular, originario de Perú; Jonathan Santeliz, licenciado en Comunicaciones, de Venezuela; Pilar Barahona; licenciada en Estudios Interculturales, de Chile; Araceli Lepe, coordinadora del Departamento de ENL, y Adam Carter, interdisciplinario de Biblia, español y paz, ambos de Estados Unidos.

En esta entrevista, usted puede obtener información acerca del trabajo que aportan para cada uno de sus hijos.

¿Qué papel desempeña un maestro colaborador de ENL dentro de GHS?

­Ayudar a los estudiantes que tienen dificultades con el idioma inglés y orientarlos en sus clases para que no tengan desventaja alguna con otros alumnos.

¿Cuándo comenzó este plan de ayuda para los estudiantes latinos?

­Hace 15 años, en ese entonces había un solo colaborador, pero como fue creciendo la comunidad estudiantil hispana se fue requiriendo más ayuda de colaboradores.

¿Qué tan directo es el apoyo del colaborador?

­Es totalmente directo, abierto y comprensivo, pues hay comunicación del alumno para el colaborador, y del colaborador hacia el maestro.

¿Cuál sería el apoyo que recibirían los padres de un colaborador?

­Obtener información escolar acerca de sus hijos, pues tienen contacto con ellos la mayoría del tiempo; además de traducciones en las conferencias que se llevan a cabo en la escuela. Se logra más confianza de los padres hacia sus hijos.

¿Qué otra información se puede tener de parte de un maestro colaborador?

­Se puede obtener información de diferentes becas que se otorgan para seguir estudiando y la motivación para poder ingresar a las universidades.

¿Cómo se pueden comunicar los padres con un colaborador?

­Por vía telefónica, llamando a las oficinas de GHS (hay servicios en español), extensión 2390 o, en caso de que no encuentre a ningún colaborador, puede comunicarse a la oficina de Mrs. Lepe y dejar un mensaje.

Cada trabajador involucrado en las aulas de GHS es de mucha ayuda. Los invito a que sea parte de un bien del progreso en la comunidad latina.