Anatomía de una póliza de automóvil

Por April Stewart-Fryman en Goshen, Indiana

Agente de State Farm

Imagínese este escenario: una mujer deja su automóvil bien cerrado y seguramente estacionado en una tranquila calle lateral. Pero sucede lo inesperado. Cuando ella regresa, su automóvil ha sido dañado severamente.

Este escenario tiene un final feliz. Después del susto inicial, ella llama a su agente de seguros. Este guía a la mujer a través del proceso de reclamo y le explica que, después de la primera cifra restada de la cantidad deducible, la cobertura de colisión de su automóvil pagará el costo de la reparación.

¿Por qué el seguro?

Leyes estatales requieren que los dueños y los conductores de vehículos de motor sean financieramente responsables por los daños que causan en un accidente automovilístico. El seguro contra accidentes satisface este requerimiento. Además, hay coberturas opcionales disponibles que pueden reducir aun más su riesgo de pérdida financiera importante en un accidente de automóvil, incluso cuando usted no tenga la culpa.

Tipos de cobertura

Hay varios tipos de cobertura disponibles al comprar una póliza de seguro de automóvil.

-Responsabilidad civil: Cubre daños por lesiones corporales y daños a la propiedad que son el resultado de un choque causado por un asegurado bajo su póliza. También se hace cargo de otros costos tales como su defensa legal y costos judiciales en el caso de que un asegurado sea demandado a causa de un accidente de automóvil.

-Colisión: Paga por los daños, después de que se resta la primera parte de la cantidad deducible a su automóvil, cuando este choca con o es chocado por otro vehículo u objeto.

-Contra todo riesgo: Paga por los daños a su automóvil asegurado que no fueron causados por una colisión. Algunos ejemplos incluyen los causados por fuego, viento, granizo, inundación, vandalismo, robo o impacto contra un animal. Puede o no haber un deducible para esta cobertura.

-Cobertura de pagos médicos: Solventa los gastos médicos razonables y necesarios para un asegurado que se lesiona en un choque de automóvil, sin importar quién es culpable del choque.

-Cobertura de conductor no asegurado: Responde por los daños a un asegurado que se lesiona en un choque de automóvil y no tiene seguro de responsabilidad civil.

-Cobertura de conductor subasegurado: Cubre a un asegurado que se lesiona en un choque de automóvil cuando la/s persona/s responsable/s por el accidente no tiene/n seguro suficiente para compensar completamente al asegurado por la lesión.

-Gastos de alquiler de automóvil: Paga gastos de alquiler de automóvil elegibles si su carro no se puede manejar a causa de una pérdida que sería pagable con las coberturas de colisión o contra todo riesgo.

-Cobertura del servicio de emergencia de carreteras: Paga por artículos tales como costos de remolque, el costo de entrega de gasolina y otros especificados para abrir su automóvil si la llave se deja adentro.

Al comprar un seguro, es importante revisar más que el costo total. Familiarícese con la cantidad y tipo de cobertura que se está ofreciendo. También tome nota de lo que no se está cubriendo, quién está cubierto al conducir su vehículo y la calidad de servicio al cliente en el caso de un accidente. Siempre recuerde averiguar si la compañía que lo asegura es financieramente sólida.

A fin de cuentas, usted debe de entender su póliza y comprar la cantidad de seguro que piense necesitar.