Una demanda por su política de identificación

Por Joseph Dits

El sindicato American Civil Liberties Union (ACLU) of Indiana encabezó una demanda para evitar que la BMV anule miles de licencias para conducir y tarjetas de identificación, según el director legal de la ACLU, Ben Falk.

La parte demandante única, en Indianápolis, es una mujer del condado de St. Joseph.

La BMV calcula anular unas 56,000 licencias y tarjetas a lo largo del estado.

Eso podría ocurrir en un par de semanas, una vez que repase sus registros.

Falk dice que esto no es un asunto de inmigración. De hecho, la mujer que encabeza la demanda, Lyn Leone, es una ciudadana de Estados Unidos.

El nombre en su certificado de nacimiento y su tarjeta de Seguro Social es “Mary Lyn Leone”, según la demanda. Pero desde que es adulta, se ha hecho llamar “Lyn Leone”, el nombre registrado en su licencia para conducir. “Durante toda mi vida adulta he sido Lyn Leone… pero ahora caí en un problema, me van a invalidar”.

La demanda tipo acción de clase se inició en la Corte Superior de Marion en Indianápolis. Falk iniciará una orden por medio de la Corte y el próximo paso sería una audiencia. Además, dijo que ha recopilado historias y apoyo de las personas a lo largo del estado.

La demanda argumenta que el estado debe llevar una audiencia antes de anular la licencia para conducir de alguien, según explicó Falk.

También se argumenta que la ley de Indiana y la Constitución no le permiten al estado crear reglas para revocar licencias cuando los registros no concuerdan.