Jóvenes optimistas que retan dos responsabilidades: estudiar y cumplir como madres

Por Zyanya Fuentes

La juventud es una etapa en la que se cuenta con la capacidad de soñar y amar pero a la vez se tiene la inexperiencia ante las lecciones que nos da la vida, somos vulnerables a las malas influencias de las demás personas y exponemos el porvenir.

Esta vez, nuestra entrevistada es Arleen Cárdenas, de 17 años de edad, originaria de Estados Unidos, del grado 12 de GHS, quien siendo buena estudiante y a punto de graduarse es madre de dos pequeños, una niña de 4 años y un bebé de 8 meses que ahora la motivan para superarse y salir adelante. Arleen nos transmite el valor de la responsabilidad y el amor a la vida.

¿Qué te animó a continuar estudiando, a pesar de tus dos grandes responsabilidades?

­Por supuesto que mis hijos principalmente, mi familia y mi novio.

¿Cómo o de quién recibes apoyo para seguir tus estudios?

­Tengo niñera para mi hija todo el día, la escuela me apoya con la atención de mi pequeño y mi familia toma cuidado de ellos también.

¿Alguna vez pensaste dejar la escuela?

­Si, pero mi familia habló conmigo y llegué a la conclusión de que la mejor opción para mis hijos y para mí era seguir adelante con mis estudios.

¿Cúal es tu meta?

­Graduarme para conseguir un mejor trabajo y darles un buen futuro a mis dos hijos.

¿Qué le dirías a las personas que se encuentran en una situación similar a la tuya?

­Hay que hacer caso al apoyo que nos brinda la familia, no desertar del estudio que te puede dar una mejor vida, y si Dios te manda un hijo, ámalo y respóndele siendo una persona responsable. También lo que recomiendo a las mujeres que tienen mi edad y una pareja es que deben ser precavidos en el aspecto de la sexualidad.

Padres lectores, los invito a que tomen una mayor responsabilidad hacia sus hijos, ya que vivimos dentro de una sociedad inmadura e irresponsable, si no se toma conciencia, seguirá habiendo malas decisiones entre sus hijos; y, por consecuencia, continuarán dándose embarazos a temprana edad y malas influencias de parte de amigos sin experiencia de la vida.