Francisco Gabilondo Soler

El Grillito Cantor, personaje importante en la vida de los niños mexicanos y algunos niños latinoamericanos. Da color y vida a historias, que con música alegran la edad de la inocencia, con canciones como el Ratón Vaquero, Caminito de la Escuela, La Marcha de las Letras y La Muñeca Fea.

El creador de toda esta música tradicional infantil fue Francisco Gabilondo Soler, oriundo de la ciudad de Orizaba, Veracruz. Nació el 6 de octubre de 1907: entre cerros, lluvia, bosques y manantiales. Era un hombre alto, con gran porte y afición por aprender, que logró grandes cosas en la vida. Se interesó por varios ámbitos del aprendizaje como la geografía, las matemáticas, la astronomía, los cuentos y la música. Estos dos últimos fueron su pasión y los combinó de distintas formas y tamaños, esto lo llevó a convertirse en compositor logrando piezas increíbles, que llevan a quien escucha a soñar e imaginar el cuento cantado.

Desde el 15 de octubre de 1934, Francisco Gabilondo Soler se empezó a llamar Cri Crí. Cantó sus cuentos musicales en la radio durante casi 27 años. Luego, continuó con su vocación de aprender, asimilando mucha historia, idiomas y grandes cantidades de astronomía.

El 14 de diciembre de 1990 partió para siempre al País de los Sueños, dejando un gran legado; una maleta con 216 canciones y kilos de cuentos con las aventuras de su alma musical: Cri Crí, el Grillito Cantor.

 

CIENCIA Y CULTURA