Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Febrero 1, 2011

Pensando en la seguridad de nuestros hijos

colum011811f2

Desde el pasado 12 de enero millones de usuarios en Estados Unidos podrán recibir Alertas AMBER a través de su cuenta de Facebook. La red social creó 53 nuevas páginas, una por cada estado de la unión, las Islas Vírgenes, Puerto Rico y el Distrito de Columbia, que permitirán a los usuarios recibir inmediatamente las alertas emitidas en su estado.

El propósito de la Alerta AMBER es rescatar sanos y salvos a los niños que hayan sido raptados, usando el sistema de alarma que se utiliza para alertar al público sobre emergencias relacionadas con el estado del tiempo.

El 13 de enero de 1996, Amber Hagerman, una niña de 9 años, desapareció mientras montaba su bicicleta en Arlington, Texas. Un vecino la escuchó gritar y vio que un hombre la arrancaba de la bicicleta, la lanzaba en su vehículo y huía con ella. Las estaciones de radio y televisión locales cubrieron el suceso, pero cuatro días después el cuerpo de Amber fue hallado en un alcantarillado. El caso nunca ha sido resuelto. Sin embargo, el rapto y asesinato de Amber Hagerman dio origen a la creación del programa nacional de Alerta AMBER (America´s Missing: Broadcast Emergency Response).

La unión entre la policía y los medios de comunicación que se generó entonces para emitir la primera alerta AMBER se ha desarrollado hasta constituir una red nacional ininterrumpida, gracias a la cual se han rescatado 525 niños en Estados Unidos.

La capacidad de reacción inmediata que se inicia con la alerta AMBER es crucial para salvar vidas. Sin embargo, es claro que ninguno de nosotros querría tener que acudir a ella. Por eso, y a propósito de la ampliación del sistema de alerta a la red social, es bueno recordar que la seguridad de nuestros hijos y de los menores en nuestras comunidades debe ser prioritaria.

Muchos hemos usado la vieja fórmula de prohibir a nuestros hijos que hablen con extraños, consejo útil que seguramente ha salvado a más de uno. Sin embargo, es interesante reflexionar sobre lo que dice Nancy A. McBride, Directora de seguridad nacional del Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados. De acuerdo con McBride, los niños pueden entender el “no hables nunca con extraños” a la ligera. Para empezar, el concepto que un niño tenga de lo que es “un extraño” puede variar. De hecho, para muchos de ellos “extraño” puede ser sencillamente alguien ajeno o feo, pero no alguien que se muestra amable y conversador.

El mensaje que transmitamos como padres, para proteger a nuestros hijos debe ser mucho más completo, debemos tener con ellos conversaciones instructivas en las que les aclaremos el concepto de “extraño” y les demos las herramientas para ir distinguiendo lo que es y lo que no es correcto, cómo y a quién pedir ayuda en caso de necesidad y a dónde acudir si se extravían.

Para ingresar a la página de alerta AMBER en tu comunidad, visite facebook.com/AMBERalert seguido de las siglas de su estado (ejemplo: facebook.com/AMBERalertVA).

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces