Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Febrero 1, 2011

• México del Norte • Sospechoso equivocado

Que la Migra se equivoque por aquí y por allá y deporte un ciudadano estadounidense no es novedad. Claro, el tal ciudadano tiene que ser de ascendencia latina para que tal error se cometa. Eso quiere decir que hay un cierto perfil para convertirse en víctima inocente de la Migra.

Pero un análisis reciente revela que, al revés de lo que dice el dicho, la excepción parece ser la regla en miles de casos. En los últimos tres meses del año fiscal 2010, las cortes migratorias rechazaron una de cada tres propuestas que presentó la Migra para deportación.

Y eso no es nada. Contando todo el año fiscal 2010, las cortes le rebotaron a la Migra la mitad de todos los casos presentados. En nueva York le rebotaron un 70%; en Oregon un 63%; en Los Ángeles igual, 63%; en Miami un 59%, y en Filadelfia un 55%.

En los últimos cinco años, el número de casos rechazados por las cortes porque los inmigrantes tenían derecho de quedarse a vivir en Estados Unidos suma la friolera de poco más de un cuarto de millón. Los datos provienen de un reporte elaborado por TRAC, que está basado en información obtenida bajo una petición de Libertad de Información, después de múltiples negativas de la Migra para soltar los números.

Por cierto, TRAC no es un grupo de comunistas pro-”ilegales”, sino la Oficina Central de Acceso a los Archivos de Transacciones de la oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración, una unidad del Departamento de Justicia de Estados Unidos. O sea que es una oficina del mismo gobierno.

TRAC revisó 3.4 millones de expedientes para elaborar su análisis, que cubre los últimos 12 años, de 1998 a 2010. Solamente en los últimos 5 años, encontró 94,949 casos en que los jueces cerraron el caso porque no había razón para la deportación, y otros 151,682 casos en que los jueces, en vez de deportar a los acusados, ¡les dieron la residencia!

A la luz de los números, los autores del reporte no pueden más que preguntarse si la Migra está siendo efectiva, es decir, si está tratando de deportar a quien debe, o nomás está tratando de deportar a todo el mundo.

La respuesta se cae de la mata. No. la Migra no es eficiente o no está tratando de deportar a los inmigrantes más “deportables”. En otras palabras, cada vez que buscan un asesino en serie y no lo encuentran, para no quedarse con las manos vacías, se llevan a la vecina y al zapatero de la esquina. Cuando estos casos llegan a la Corte de Inmigración, el juez rebota el caso porque Pedro y Juanita tienen buen expediente de trabajo, hijos estadounidenses y no le han hecho daño a nadie.

La otra explicación es que la Migra ha andado agarrando residentes legales que hace medio millón de años cometieron algún tipo de delito hoy considerado “deportable”, y quieren sacarlos del país. Como ya son residentes legales y como los delitos no son tan graves, los jueces también rebotan los casos.

Entre la rebotadera, apunta TRAC, hay un montón de casos en que los inmigrantes tenían derecho a asilo o a la residencia condicional, y la mayoría se debe simplemente a que no había motivos suficientemente fuertes para sacarlos del país.

Las conclusiones son las mismas de siempre: la ley y la acción de las autoridades migratorias son una porquería, y la solución es darle a la gente la oportunidad de legalizarse. En segundo lugar, si lo agarran, pelee su caso. Tiene buenas chances de quedarse.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces