Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Febrero 15, 2011

Los trastornos de alimentación pueden poner en peligro la vida

En Estados Unidos solamente, millones de personas, hombres y mujeres, enfrentan trastornos de alimentación, entre los cuales están la anorexia, la ingestión excesiva y la bulimia. Además de los efectos negativos inmediatos que un trastorno de este tipo puede tener en el organismo de una persona, existen consecuencias a largo plazo que pueden afectar la salud. Una persona puede sufrir incluso consecuencias que ponen en peligro su vida como resultado de un trastorno de alimentación.

Anorexia.

Los efectos colaterales negativos de la anorexia son a menudo el resultado del estado de inanición que padece el cuerpo mientras la persona presenta una conducta anoréxica. Cuando se priva al cuerpo de alimentos, la persona anoréxica puede esperar los siguientes efectos colaterales relacionados con la inanición:

• Deficiencias de vitaminas y minerales.

• Alteraciones en los niveles de electrolitos.

• Desmayos.

• Deshidratación.

• Pérdida de masa muscular.

Estos efectos colaterales son en su mayoría fisiológicos. Pero un anoréxico puede sufrir además notables efectos físicos, entre los que figuran:

• Decoloración de la piel, que con frecuencia adopta un tono amarillo.

• Debilitamiento del cabello.

• Resequedad y escamas en el cuero cabelludo.

• Cabello y uñas quebradizas.

Quien la padece también puede confrontar más problemas de salud a largo plazo. Entre los mismos figura la osteopenia, que expone a los huesos a mayor riesgo de fractura debido a una menor ingestión de calcio. Además, los dolores y la distensión abdominal, así como el estreñimiento crónico pueden ser resultados del lento funcionamiento de las vías gastrointestinales como resultado de la anorexia. Los anoréxicos hacen pasar hambre a sus organismos, entre los cuales están los músculos, el corazón incluido. Mientras más anoréxica sea la persona, mayor será el riesgo de insuficiencia cardiaca.

Bulimia

Cuando una persona sufre de bulimia, consume grandes cantidades de alimentos en cada acceso de apetito antes de compensarse vomitando, dejando de comer e incluso abusando de los diuréticos. Los bulímicos pueden esperar consecuencias negativas tanto de la alimentación excesiva como de las purgas. Entre las consecuencias más frecuentes de la bulimia están la acidez, la fatiga, los mareos, los desmayos, las diarreas sanguinolentas, el dolor abdominal y los calambres musculares. También pueden padecer problemas dentales porque el esmalte es más propenso a erosionarse debido a la presencia de ácido estomacal.

El vómito frecuente provoca problemas, como la deshidratación, la alteración de los niveles de electrolitos y el desarrollo de anormalidades potencialmente fatales en el ritmo cardiaco. La distensión estomacal, otro problema que puede amenazar potencialmente la vida, es frecuente entre los bulímicos porque la ingestión exagerada de alimentos provoca desgarramientos del estómago. De forma similar, el esófago también se puede desgarrar como resultado de los vómitos frecuentes, lo cual también provoca úlceras y hemorragias gastrointestinales.

Los trastornos de la alimentación afectan a hombres, mujeres y niños. Toda persona que los padezca o sospeche que un familiar o amigo los esté sufriendo, debe consultar con un médico.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces