Inicio

elpuentelocales

  • Edición impresa de Febrero 15, 2011

Jesucristo murió en Cáceres

caceres
La ciudad de Cáceres (Extremadura, España) acoge un tesoro en su Ciudad Monumental amurallada, reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Sus orígenes se remontan al Paleolítico Superior, con restos hallados en la Cueva de Maltravieso, y como núcleo urbano, al año 34 a.C., con la fundación de la colonia romana Norba Caesarina.

Si este perfil llama la atención del lector, la ciudad lo invita a visitarla y vivirla en sus fechas anuales de máximo esplendor: la Semana Santa. Esta celebración, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, presenta un conjunto de eventos, las procesiones, con unas características que las hacen únicas en España.

La Semana Santa de Cáceres presenta una marcada identidad propia, basada en la armónica combinación entre los estilos andaluz y castellano. Esta identidad se refuerza con una significativa variedad en los hábitos y vestimentas; variedad en los estilos artísticos de la imaginería (desde góticos muy antiguos, barrocos, renacentistas, neobarrocos, hasta ejemplares nuevos pero no por ello menos valiosos).

Las procesiones se realizan con imágenes de gran valor histórico-artístico: casi el 40% de ellas son anteriores al siglo XVII. Entre éstas cabe destacar cuatro Cristos crucificados góticos del siglo XIV.

santa6
Las Cofradías cacereñas, compuestas por unos quince mil hermanos (en una ciudad de noventa mil personas), son las encargadas de hacer realidad esta fiesta, que preparan cada año con mayor ilusión. Algunas de ellas son antiquísimas, y llevan procesionando ininterrumpidamente desde hace siglos: hay dos cofradías del s. XVI, y otras tres aún más antiguas, de los años mil cuatrocientos.

Pero si algo distingue las procesiones cacereñas es el marco incomparable por el que discurren, la Ciudad Monumental de Cáceres, uniendo de esta forma, la belleza de la arquitectura histórico-artística cacereña con el sentir de esta fiesta religiosa. La mayoría de las procesiones transitan por el interior de la ciudad amurallada, lo que confiere a los recorridos una ambientación y una escenografía singulares, únicas. Entre sus iglesias y conventos, torres, lienzos de muralla, palacios medievales, callejones y plazuelas, hay recorridos que por sus formas y luces se asemejan sorprendentemente a lo que podrían haber sido las vías dolorosas de Jerusalén.

santa9
La Semana Santa de Cáceres es la festividad principal de la ciudad. En ella, el visitante podrá contemplar pasos -como se llama aquí a las imágenes- muy antiguos junto a otros contemporáneos; algunos muy grandes, como la monumental Sagrada Cena con trece figuras de tamaño natural; unos muy sobrios y otros muy ornamentados.

Alguien escribió que la Ciudad Histórica de Cáceres parecía estar hecha a la medida para revivir la Pasión del Señor, y bien podría decirse recíprocamente, que las procesiones más singulares parecen estar hechas para ir precisamente por estas antiguas calles. Jesús -a lomo de burro- entra entre palmas por una puerta de barro y piedra de la muralla vieja, cada Domingo de Ramos, y sale por la misma puerta camino de su Calvario, camino de su muerte, al viernes siguiente. Cuesta tan poco -viéndolo aquí- sentir cómo debió ser.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces