Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Febrero 21, 2012

ninosesmeralda
Alrededor de 10 mil niños entre 10 a 15 años de edad trabajan filtrando con pala y tamices las sobras y desechos de piedras y lodo provenientes de las minas de esmeraldas en el municipio de Muzo, a 90 kilómetros al norte de Bogotá, Colombia.

El trabajo consiste en buscar minúsculas esmeraldas o polvo de ellas escapado del filtro de la mina. Son piedras de un intenso verde, consideradas por los gemólogos como las de mayor calidad del mundo. También utilizan a los niños para picar en túneles demasiado angostos.

La vida en ese municipio gira alrededor de la explotación de esmeraldas y para esa comunidad minera “cada uno practica la minería donde quiere sin apoyarse en la comunidad”; “cada uno trabaja por su cuenta sin depender de otras familias o asociarse con ellas”. Y, por supuesto, son los propios padres quienes inducen a sus hijos, desde muy chicos, a la faena de la extracción de la esmeralda, convirtiéndose así en una de las localidades de ese país con mayor índice de población analfabeta.

ninosesmeralda1
El estímulo a la escuela simplemente no existe. Asimismo, la pobreza y el hacinamiento es el común denominador en Muzo, con un promedio 10 personas por cuarto. Y el abuso sexual entre hermanos o de padres a hijos está a la orden del día.

La explotación de esmeraldas exige a los niños y niñas un gran esfuerzo físico y los somete a diferentes riesgos que ponen en peligro su integridad física al exponerlos a temperaturas extremas, olores tóxicos o a la presencia de polvo en el ambiente, picaduras de insectos y/o mordeduras de animales, además de ruidos y vibraciones permanentes. También los impacta psicológicamente, lo que evidencia una violación a sus derechos humanos por ser menores de edad.

En Colombia, los niños y niñas mineras de ese municipio baten records en enfermedades respiratorias, es la localidad con el más alto número de menores enfermos.

ninosesmeralda2
Pocas oportunidades hay para esos niños. Allí quienes definen su porvenir son la codicia, la ignorancia, la impunidad, los intereses y la complicidad colectiva de los habitantes de Muzo.

Cuando veamos un zarcillo, collar o anillo con esmeraldas, tratemos de observar bien esas piezas. Seguro que en la parte más densa, más íntima, de esa piedra, descubriremos la silueta del rostro de uno de esos niños que se quedo sin futuro.

ninosesmeralda3


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces