Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Febrero 4, 2014

Ayudando a los Hoosiers a lidiar con la violencia escolar

Los eventos trágicos recientes que tuvieron lugar en Purdue University pueden generar una gama de reacciones y emociones, tanto para aquellos que habitan en el campus como para los que hablan en los reportajes sobre el tiroteo. Nuestra Nación no es ajena a estas preocupaciones. Hace tan sólo un año que hablábamos sobre la tragedia en la escuela Sandy Hook Elementary. La violencia escolar, ya sea en una primaria, secundaria, escuela superior o universidad está aumentando y es una preocupación siempre presente en las familias Hoosier.

En las secuelas de la tragedia, las herramientas para un enfrentamiento sano son esenciales para los niños, adolescentes, jóvenes y adultos. Según la hoja de consejos del American Psychological Association (APA), para manejar la “angustia que generan las secuelas de un tiroteo” existen varias cosas que la gente puede hacer:

1 - Hablar al respecto. Pida apoyo de la gente que lo aprecia y que escuchará sus preocupaciones. Recibir apoyo y cuidado puede ser reconfortante y puede tranquilizarlo. A menudo ayuda hablar con otros que hayan compartido su experiencia para que uno no se sienta diferente o solo.

2 - Busque el equilibrio. Cuando ocurre una tragedia es fácil sentirse abrumado y tener un panorama negativo o pesimista. Equilibre ese punto de vista recordando gente y eventos que han sido significativos y reconfortantes, incluso de ánimo. Buscar el equilibrio le da poder y le permite tener una perspectiva más sana sobre usted mismo y el mundo a su alrededor.

3 - Apáguelo y tómese un descanso. Puede que quiera mantenerse informado, pero trate de limitar la cantidad de noticias que ve, ya sea a través de internet, la televisión, periódicos o revistas. Mientras que tener las noticias lo informa, estar sobreexpuesto de hecho puede aumentar su estrés. También programe algunos descansos para distraerse de pensar en el incidente y enfocarse en algo que usted disfruta. Intente hacer algo que le levante el ánimo.

4 - Haga caso a sus sentimientos. Recuerde que es común tener una variedad de emociones después de un incidente traumático.

Uno puede experimentar un estrés similar a los efectos de una lesión física. Por ejemplo, se puede sentir exhausto, adolorido o con pérdida de equilibrio.

5 - Cuídese. Entable conductas saludables para realzar su habilidad para enfrentar el estrés excesivo. Coma alimentos bien balanceados, descanse bastante y haga algo de actividad física. Evite el alcohol y las drogas porque pueden suprimir sus sentimientos en lugar de ayudarlo a manejar y disminuir su angustia. Además el alcohol y las drogas pueden intensificar su dolor emocional y físico. Establezca o reestablezca rutinas como las comidas en un horario regular y lleve a cabo algún programa de ejercicio. Si está teniendo dificultades durmiendo, intente algunas técnicas de relajación, así como la respiración profunda, la meditación y el yoga.

6 - Ayude a otros o haga algo productivo. Encuentre recursos en la comunidad para ayudar a la gente afectada por este incidente o que tienen otras necesidades. Ayudar a otra persona a menudo tiene el beneficio de hacerlo sentir mejor a usted también.

Si recientemente usted ha perdido a familiares o amigos en esta u otras tragedias recuerde que el duelo es un proceso largo. Dese tiempo para experimentar sus sentimientos y recuperarse. Para algunos esto se trata de quedarse en casa, para otros puede significar regresar a su antigua rutina. Afrontar el shock y el trauma de un evento tomará tiempo. Es común experimentar muchos altibajos, incluyendo la “culpa de sobreviviente”, o sea sentirse mal por haber escapado de la tragedia mientras que otros no.

Cuando se trata de ayudar a que los niños lidien con este trauma, según Carrie Cadwell, PsyD, APP, “todos los consejos APA aplican para ellos también al igual que para los adolescentes. Hablar con sus hijos luego de un tiroteo o cualquier acto de violencia escolar es clave. Ayudarlos a identificar y hablar sobre sus sentimientos con usted, a la vez reforzando su seguridad, puede lograr que los niños y jóvenes lo enfrenten exitosamente”.

Es igual de importante poner atención a como usted y su familia se están sintiendo conforme pasa el tiempo. Si la angustia empeora o no empieza a disminuir en determinado período, puede ayudar hablar con un profesional de la salud mental, como un psicólogo. Muchos se sienten comprometidos con trabajar para encontrar soluciones y prevenir la violencia en sus comunidades. Crear conexiones y redes sociales de apoyo y resolución de conflictos puede hacer brillar a las comunidades.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces