Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Febrero 17 , 2015

Equipo Argentino de Antropología Forense denuncia irregularidades en la investigación del caso de los estudiantes desaparecidos

El caso de los 43 estudiantes desaparecidos en México no se puede cerrar, ya que no existen pruebas científicas que confirmen que los estudiantes fueron incinerados en un basurero, aseguró el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que denunció numerosas irregularidades en la investigación. La más importante de todas ellas es que los peritos no estuvieron presentes cuando se recuperó la bolsa con fragmentos óseos que, según la Procuraduría General de la República (PGR), fue recogida del río San Juan y de la que se extrajeron los restos de la única persona identificada hasta ahora.

El pasado 27 de enero, el procurador Jesús Murillo informó en una conferencia de prensa que había suficientes pruebas científicas para concluir que los 43 estudiantes fueron asesinados e incinerados por miembros del cartel Guerreros Unidos en un basurero del municipio de Cocula y sus cenizas esparcidas en el río.

“Hasta el momento, el EAAF aún no tiene evidencia científica para establecer que en el basurero de Cocula existan restos humanos que correspondan a los normalistas”, apunta el comunicado de prensa del reconocido equipo antropológico. Por eso sostienen que “no existen elementos científicos suficientes” para vincular los restos hallados en el basurero con los recuperados en el Río San Juan.

Además, hubo una diligencia en el basurero el 15 de noviembre del 2014 realizada por peritos de la PGR en la que se recogieron 42 elementos balísticos, muestras de tierra y otros elementos no biológicos, sin haber avisado ni contar con la presencia del EAAF en la recolección.

Durante estos días, aseguran los peritos, el sitio quedó completamente abierto al público, por lo que “la evidencia que se haya recogido en esas condiciones” podría “llegar a ser desestimada como prueba”.

Otra de las irregularidades que los argentinos detectaron fue que 20 de los perfiles genéticos de los familiares de Ayotzinapa enviados por la PGR al laboratorio de Innsbruck eran diferentes a los enviados por el EAAF al mismo laboratorio, siendo de las mismas personas.

Sobre el fuego que presuntamente quemó durante horas los cuerpos de los estudiantes hasta hacerlos desaparecer, los peritos argentinos aseguran que, según sus análisis, en el basurero hubo otros eventos de fuego en fechas anteriores. Además, otro de los motivos para no cerrar la investigación es que todavía no se analizaron muchos de los elementos encontrados en el lugar donde presuntamente fueron incinerados, que fue dividido en 132 cuadrículas y hasta el día de hoy apenas se analizaron una treintena.

Pese al interés del Gobierno mexicano de dar explicaciones y convencer a los padres del fatal destino de sus hijos, estos continúan sin creer la versión oficial y aseguran que no dejarán de luchar porque siguen creyendo que continúan con vida.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces