Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Febrero 16, 2016.

La muerte de Scalia y DACA-DAPA

La muerte del juez ultra conservador de la Corte Suprema de Estados Unidos Antonin Scalia, podría significar –cuando menos- el retraso en la resolución del caso contra la acción ejecutiva en DACA y DAPA  (US vs Texas) o un empate (4 jueces contra 4) que mantendría la prohibición actual de aplicar dichos programas.

Sin embargo, de haber empate, esto no significaría que el caso se habría terminado. Lo que está frente a la Corte Suprema y que la misma escuchará en audiencia el próximo 18 de abril –con ocho jueces en vez de nueve- es solamente la orden suspendiendo la aplicación de los programas, pero el caso completo aún podría regresar a la Suprema Corte más adelante.

“La Corte Suprema no se detiene porque se muera o falte un juez”, dijo Tom Saenz, Presidente del Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y Educación MALDEF. “Hemos visto casos recientes en los que un juez se retira de escuchar algún caso por conflictos de interés en su carrera legal anterior, fue el caso de Elena Kegan, y la corte siguió adelante”, dijo Saenz.

Sin embargo, como los jueces en esas circunstancias no emiten una opinión, la decisión no sienta precedente legal, lo que significa que un caso similar puede presentarse posteriormente.

Eso significaría para DAPA y DACA que seguirá el bloqueo decidido en noviembre por el Quinto Circuito de la Corte de Apelaciones de Nueva Orleans, que mantuvo una decisión de un tribunal de Texas.

La muerte de Scalia podría tener el efecto indeseado de dejar en un limbo la resolución del caso.

El caso US vs Texas tiene una audiencia ante la Corte Suprema el próximo 18 de Abril para la discusión en torno al “injunction” u orden de prohibición de aplicar los programas de alivio migratorio, que el año pasado fueron detenidos por un juez federal y luego por un tribunal de apelaciones (el del Quinto Circuito).

La Corte Suprema es el tribunal más poderoso del país y el que tiene la última palabra en la interpretación de las leyes y la constitución.

Al morir un juez, el presidente de la nación nomina a otro juez para llenar el cargo, pero le corresponde al Comité Judicial del Senado y luego al senado en pleno, confirmar el nombramiento.

La muerte de Antonin Scalia, uno de los miembros más conservadores de la Corte Suprema de Estados Unidos, deja a la Corte Suprema, compuesta por 9 jueces con cargos vitalicios, dividida entre conservadores y liberales apenas nueve meses antes de las elecciones.

La mayoría conservadora de la Corte Suprema frenó recientemente los esfuerzos del Gobierno de Barack Obama en materia de cambio climático e inmigración.

Sin embargo, el nombramiento de su sustituto podría cambiar el equilibrio de poder.

Los que piensan que al morir el conservador Scalia la cosa es tan sencilla como esperar que Obama designe a un nuevo juez, el senado lo confirme y una nueva mayoría apruebe la acción ejecutiva, están anticipándose a los acontecimientos.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces