México y Canadá también se pronuncian por la vía pacífica

El presidente Vicente Fox y el primer ministro de Canadá, Jean Chretien, coincidieron en exigir el inmediato desarme de Irak, y la solución al conflicto por la vía pacífica en el marco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El gobernante canadiense aseguró que el problema con ese país del Medio Oriente “se puede ganar sin llegar a echar bala”, por lo que subrayó que “la guerra debe ser la última decisión”.

Chretien planteó que en estos momentos de incertidumbre por los que está pasando el mundo a causa de la amenaza de una guerra, México y Canadá, socios en el Tratado de Libre Comercio (TLC), podrán sortear con éxito, de manera conjunta, las dificultades.

En términos parecidos se pronunció el mandatario mexicano, al insistir en que su gobierno, en calidad de socio no permanente del Consejo de Seguridad está empeñado en garantizar la paz internacional a través de mecanismos multilaterales y el desmantelamiento de las armas que se hallan en poder de Irak. “Precisamente porque estamos empeñados en asegurar la paz en el mundo, hemos reiterado la necesidad de alcanzar por la vía multilateral el desarme de Irak”.