UN IMPORTANTE ANIVERSARIO PARA EL PROGRAMA SEGURIDAD DE INGRESO SUPLEMENTARIO

Por Bob Walsh • Promotor de Relaciones en el norte de Indiana

Hace treinta años, se estableció una agencia federal para supervisar el establecimiento de un programa nuevo que fue creado por el Congreso el año anterior. Este programa se llamó Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, las siglas en inglés). Aunque la agencia hizo su trabajo y se aseguró que los primeros pagos de SSI se hicieran a tiempo en enero de 1974, tres décadas después, el programa de SSI todavía es un misterio para muchas personas. Yo quiero disipar parte de la confusión respecto al programa.

Uno de los malentendidos más grande es que SSI es un beneficio del Seguro Social, pero no lo es.

Estoy seguro que parte de la confusión viene del nombre mismo. Seguridad de Ingreso Suplementario suena como un suplemento a los beneficios del Seguro Social. De hecho, muchas personas erróneamente se refieren al programa como un “ingreso suplementar de Seguro Social”. La confusión aumenta debido a que la Administración del Seguro Social administra este programa para el gobierno federal.

Entonces, ¿qué es SSI? Es un programa federal que paga beneficios a personas de bajos ingresos que tienen 65 años o más o están ciegos o incapacitados. De hecho, SSI hace exactamente lo que su nombre implica: complementa los ingresos de las personas hasta ciertos límites. Esos límites varían de estado a estado y también dependen de la situación de alojamiento o estado civil de la persona. Por ejemplo, alguien que posee o alquila una casa o apartamento por lo general recibirá más dinero que alguien que está viviendo gratis en la casa de otra persona. Además, la cantidad que se le paga a una pareja casada es menos de la cantidad que se le paga a dos personas individuales.

Debemos considerar todo los ingresos que usted tenga cuando determinamos cuanto será la cantidad de su pago de SSI. Hay un número de reglas que podemos usar para ayudarle a recibir un pago más alto de SSI. Una regla dice que no contamos los primeros $20 de ingresos que no provengan de trabajo. Por ejemplo, si usted recibe un cheque de Seguro Social de $540, contamos solamente $520 cuando calculamos su beneficio de SSI. Otra regla dice que si usted trabaja, no contamos los primeros $65 que gane cada mes, y contamos entonces sólo la mitad de su ingreso mensual sobre el nivel de $65. Hay muchas otras “exclusiones de ingresos” que pueden resultar en pagos más altos de SSI. Comuníquese con nosotros para averiguar si alguno de ellos le aplica a usted.

Debido a que el programa de SSI está basado en necesidad, también debemos considerar sus recursos al decidir si es elegible a beneficios. Los recursos son las cosas que posee y también incluye cualquier dinero que tenga. Usted no es elegible a SSI si es soltero y tiene más de $2,000 en recursos o si es casado y tiene más de $3,000 en recursos. No contamos el valor de su casa si usted es el dueño y vive en ella. Por lo regular tampoco contamos el valor de su automóvil o los muebles del hogar.

Por lo general, usted es elegible a la protección de Medicaid si es elegible a SSI. Medicaid es un programa conjunto del gobierno federal y estatal que provee seguro de salud a las personas con ingresos bajos y pocos recursos.

Para aprender más sobre SSI, debe comunicarse con el Seguro Social. Hay varias maneras. Nuestro número gratis es 1-800-772-1213 (TTY: 1-800-325-0778). Si desea visitar su oficina local de Seguro Social, puede llamar ese mismo número para hacer una cita en su oficina local. Si tiene acceso a una computadora y al Internet, vaya a www.segurosocial.gov para aprender sobre SSI.