Cuando las oraciones no son suficientes

Se habrá enterado por casualidad George W.Bush, que alrededor del mundo millones de personas estuvimos rezando por una solucion pacÌfica a este inminente conflicto absurdo, inmoral y criminal, que solo responde a intereses económicos globalizadores? Se habrá· enterado que Juan Pablo II, encabezó una oración mundial por la Paz junto con muchos otros ministros religiosos de distintos credos? Se habra reÌdo Bush de nosotros? Habrá pensado en sus nietos, en tantas muertes de inocentes, niños, mujeres y ancianos, que se avecinan? Podrá su cerebro razonar por un instante que el hecho de que millones de personas oremos por la paz no quiere decir necesariamente que apoyamos regímenes totalitarios como el de Saddam Hussein? Que un voto en contra de la guerra no es un voto contra Estados Unidos?

P.D.”Bienaventurados los hombres que buscan la paz, pues de ellos ser· el reino de Dios (sorry Mr. Bush, ahí no habrá cupo para usted ni para toda su corte de promotores de la guerra)

Enrique Oliva

Enrique Olivo, originario de México practica oratoria en clase de inglés para profesionales, que se realiza en Goshen College.