Millones en huelga simbólica contra la guerra

Millones de personas participaron el 14 de Marzo en toda España y en Europa en un paro de 15 minutos para protestar contra un eventual ataque a Irak, convocado por las dos organizaciones sindicales mayoritarias siguiendo el llamamiento de la Confederación Europea de Sindicatos la cual convocó sus 78 organizaciones sindicales nacionales afiliadas “a organizar paros laborales, el viernes 14 de marzo a mediodía” durante un cuarto de hora.

Además de las españolas, las principales organizaciones sindicales de Francia, hogares de Alemania, Bélgica, Italia se sumaron a la iniciativa.

Ambas organizaciones gremiales, Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de ministro Trabajadores (UGT), aseguraron que el acto fue seguido por más de cinco millones de trabajadores.

La protesta, convocada bajo el lema “Paremos Europa para parar la guerra”, afectó a todos los sectores productivos. Los sindicatos manifestaron frente a la sede del Partido Popular (PP) de Aznar, los donde los sindicatos protestaron contra el apoyo del gobierno español a la posición de Estados Unidos en la crisis iraquí. Unos 20 funcionarios de la Audiencia Nacional, principal instancia judicial española. se adhirieron al paro de labores de 15 minutos en la puerta del edificio.

En Barcelona, dirigentes políticos y responsables sindicales, cumplieron la breve huelga en la plaza Sant Jaume, en medio de unas 1,500 personas, según la policía municipal. Los políticos de la oposición se sumaron a los empleados de oficinas gubernamentales y negocios en la protesta.

En Washington, docenas de ex congresistas instaron a Bush a dar más tiempo a los inspectores. “Alejémonos del precipicio y conceda a las medidas pacíficas la oportunidad de dar frutos”, dice el documento firmado por 70 ex congresistas, todos demócratas menos cuatro, enviado a sus antiguos colegas y a la Casa Blanca.